Macri volvió a cuestionar la toma de escuelas y el respaldo de la presidente a los alumnos

El jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, reiteró hoy que las tomas de un grupo de escuelas secundarias de la ciudad “es un mal medio para expresar una demanda”, señaló que “no hay mejor educación fuera de la ley” y cuestionó el apoyo presidencial a los estudiantes.

El jefe comunal insistió en criticar el carácter político de la protesta, al sostener que “desde el momento que la demanda es ‘Fuera Macri’ tiñe todo de una manera que no es la correcta”.

Durante una conferencia de prensa realizada esta mañana en el CGP del barrio de Belgrano, el alcalde porteño cuestionó el respaldo de la jefa de Estadoa los estudiantes en conflicto, al advertir que “me confirma por qué el kirchnerismo y la Presidenta han perdido la confianza de los argentinos”.

Evaluó en ese sentido que “el no inculcar, no enseñar a nuestros jóvenes el valor de la ley, de respetar al otro, es realmente grave. Es lo que nos ha llevado a una Argentina en la que hay cada vez más conflictos”.

Esta mañana, el conflicto persistía en unas 27 escuelas secundarias y cuatro facultades, donde los estudiantes reclamaban mejoras edilicias para evitar incidentes.

“Hay que recuperar el respeto por el otro y recuperar el valor de la ley. Mi reclamo no puede ir por arriba de los derechos del otro, ni para educarse ni para circular ni para todas estas cosas que nos han venido pasando y que lamentablemente el gobierno nacional ha ido estimulando sistemáticamente”, se quejó el mandatario comunal.

Según Macri, “no hay mejor educación fuera de la ley. Lo que tenemos todos que entender es que hay que ser tolerantes, respetuosos de los derechos de los demás. La inmensa mayoría de cada una de las escuelas tomadas son alumnos que quieren ir a clase y no pueden ir”.

“Los colegios están tomados por menos del 3, 4 por ciento del total” de loas estudiantes, dijo, y añadió que los que llevan adelante la medida de fuerza “le están impidiendo un derecho genuino a los chicos que es el de educarse, porque están ejerciendo el derecho de protesta. Lo deben ejercer sin perjudicar el derecho de los demás”.

El jefe de Gobierno reiteró que al iniciarse su gestión “más de las dos terceras partes de las escuelas tenían severos problemas de infraestructura edilicia, hoy estamos en menos del 15 por ciento de los edificios con problemas”.

“Siguen siendo muchos, hay que seguir trabajando, pero insisto: de más de mil obras iniciadas en esta gestión, 949 están terminadas al día de la fecha”, continuó.