Movilización a Plaza de Mayo reclamó medidas contra el delito y la inseguridad

Durante la noche de ayer jueves más de 10.000 personas se hicieron presentes en Plaza de Mayo para exigir medidas que permitan luchar contra el delito. El lema de la convocatoria fue “Nos están matando”, la cual estuvo convocada por los padres de Diego Rodríguez, el modelo publicitario asesinado el lunes pasado, y Matías Berardi asesinado hace diez días en Ingeniero Maschwitz.

“Nos están matando a todos. Lo único que pido es seguridad. No quiero revancha, pero quiero vivir tranquila y en paz. No puedo sacarme de la cabeza la imagen de mi hijo, tirado en el piso, en un charco de sangre”, subrayó la madre del modelo asesinado. En la manifestación primaron las banderas argentinas, así como varios gritos de “seguridad y justicia”.

Asimismo, hubo insultos contra la presidenta Cristina Kirchner y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. Por su parte, el padre de Rodríguez, manifestó: “No puedo más, estoy destrozado, quiero que alguien haga algo; no pido venganza, sino que podamos salir tranquilos a la calle. Nunca más voy a volver a ver a mi hijo. ¡Por favor, cuídenos!”.