Fallo impide que Pablo Miceli asuma al frente de la CTA

La jueza Gloria Pasten, titular del Juzgado del Trabajo Nro. 25 de la Capital Federal, ordenó como medida cautelar que la Junta Electoral Nacional de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) se abstenga de poner en funciones al dirigente Pablo Miceli, quien se proclamó ganador de las elecciones complementarias realizadas el último 9 de diciembre.

La medida fue solicitada a través de un amparo presentado por las autoridades actuales de la CTA, que no reconocen la legitimidad de esas elecciones complementarias.

En la resolución, la magistrada ordenó que la Junta Electoral “se abstenga de poner en posesión de cargos a los miembros de la Lista 1 ni a ninguna pretensa autoridad surgida de las elecciones complementarias instrumentadas llevadas a cabo el 9 de diciembre de 2010 mientras dure la sustanciación de la presente causa bajo apercibimiento de aplicar astreintes”.

En el amparo, la actual conducción de la CTA encabezada por Hugo Yasky, pide la nulidad de las elecciones complementarias del 9 de diciembre.

La jueza tomó especialmente en cuenta la decisión de la Dirección Nacional de Asociaciones Sindicales del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de no reconocer la validez de los comicios.

Por esa razón, la magistrada entendió que “surge evidente la concurrencia de una situación de urgencia, una fuerte verosimilitud acerca de los hechos y el derecho, con grado de certidumbre, acreditándose la existencia de un interés cierto y manifiesto, cuya tutela inmediata resulta imprescindible todo lo cual habilita el dictado de este remedio cautelar”.