Escándalo en una comisaría: policías detenidos y acusados de cometer delitos

Primero hubo una sospecha. Se decidió abrir la investigación y ahora la Justicia Federal confirmó lo que se presumía: dos policías Federales fueron detenidos y otro permanece prófugo, en el marco de una investigación iniciada por el secuestro de un ciudadano peruano. Además, los policías están bajo la sospecha de haber participado en otros hechos delictivos, entre ellos robos con la modalidad de “boqueteros”.

La información fue confirmada esta mañana por el responsable de prensa de la Policía Federal, comisario Sebastián Seggio. Según explicó, personal del área de Investigaciones de la fuerza realizaba averiguaciones sobre un secuestro cuando surgieron sospechas de que efectivos de la comisaría 23, del barrio de Palermo, se encontraban involucrados en el hecho.

Agregó el comisario Seggio: “El trabajo que desde hace tiempo realiza la División Investigaciones de la Policía Federal sobre posibles implicados logró reunir elementos probatorios que motivaron la participación del juez federal Norberto Oyarbide”.

La apertura de la causa permitió que la división Antisecuestros de la Policía Federal detuviera a un oficial y a un suboficial, bajo la sospecha de haber participado en el secuestro de un ciudadano peruano, mientras que otro efectivo policial se encuentra prófugo. Durante un procedimiento realizado por una comitiva de la Superintendencia de Asuntos Internos de la Policía, el sospechoso ahora prófugo pudo escapar por los fondos de su domicilio, después de haberse desprendido de cuatro armas de fuego.