El último adiós a Kirchner, en la Casa Rosada

Tras la conmoción, la despedida. Y para el público en general, esa despedida será en la Casa Rosada. Los restos del ex presidente Néstor Kirchner serán velados allí desde las 10 de la mañana. Así se rompe con una tradicional despedida a los presidentes, que solía hacerse en el Congreso.

Desde ayer, una gran cantidad de gente se autoconvocó en una vigilia en la Plaza de Mayo, para darle el último adiós al ex mandatario. En el medio, el duelo de tres días decretado por su esposa, la Presidenta Cristina Kirchner, con las banderas a media asta.

Los restos del ex mandatario, fallecido en la ciudad santacruceña del Calafate, fueron preparados en una casa de servicios fúnebres. A la madrugada de hoy, llegaron a Buenos Aires. La Presidenta y sus hijos viajaron en otro vuelo y descansaron en la residencia de Olivos, antes de pasar por la Casa de Gobierno.

En la Plaza de Mayo, desde la medianoche, las autoridades vedaron la presencia del público entre la Casa Rosada y la Pirámide de Mayo, e instalaron un vallado para conducir la fila de quienes deseen brindar sus respetos al ex mandatario.

En la zona también se colocaron baños químicos, puntos de provisión de agua, puestos sanitarios y una gran carpa para las necesidades del protocolo para las autoridades invitadas.

De acuerdo con la disposición oficial el público podrá entrar en fila -aunque sin banderas, flores ni cámaras- por la histórica puerta de Balcarce 50 para pasar junto al féretro, instalado en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos.