El sueño de Palermo no termina

“A veces me sorprendo a mí mismo, porque estas cosas que me da el fútbol y la vida son impensadas. Por más que lo sueño, a veces no son reales”. Habrá que creerle a Martín Palermo, el dueño de estas palabras, quien a los “A veces me sorprendo a mí mismo, porque estas cosas que me da el fútbol y la vida son impensadas. Por más que lo sueño, a veces no son reales”. Habrá que creerle a Martín Palermo, el dueño de estas palabras, quien a los 36 años no sólo se dio el gusto de debutar con la camiseta argentina en un Mundial, sino también de hacer un gol y sellar la victoria de su equipo, en apenas 11 minutos en la cancha. Parece ser verdad lo que todos aseguran desde que Martín entró ayer a la cancha y a un minuto del final de partido marcó el segundo gol argentino: fue un nuevo capítulo en la interminable película de su vida. El propio Diego Maradona reveló en la conferencia de prensa post-partido que antes de que entrara a la cancha, le había dicho a Palermo al oído: “Entrá y definímelo”. Y el goleador (el que ahora anotó un nuevo récord, al convertirse en el jugador de mayor edad en marcar un gol en la historia de los mundiales) cumplió. 36 años no sólo se dio el gusto de debutar con la camiseta argentina en un Mundial, sino también de hacer un gol y sellar la victoria de su equipo, en apenas 11 minutos en la cancha.

Parece ser verdad lo que todos aseguran desde que Martín entró ayer a la cancha y a un minuto del final de partido marcó el segundo gol argentino: fue un nuevo capítulo en la interminable película de su vida.

El propio Diego Maradona reveló en la conferencia de prensa post-partido que antes de que entrara a la cancha, le había dicho a Palermo al oído: “Entrá y definímelo”. Y el goleador (el que ahora anotó un nuevo récord, al convertirse en el jugador de mayor edad en marcar un gol en la historia de los mundiales) cumplió.