El radical Ernesto Sanz lanzó formalmente su precandidatura presidencial con críticas al Gobierno y a Alfonsín

El radical Ernesto Sanz lanzó ayer miércoles su precandidatura presidencial por la Unión Cívica Radical (UCR) en el teatro Gran Rex ante unos 3.500 personas que lo vitorearon con globos rojos y pequeñas banderas argentinas. El próximo 30 de abril deberá competir en las internas radicales con Ricardo Alfonsín a quien criticó fuertemente.

En primer lugar se diferenció de Alfonsín y sostuvo que “yo sólo me llamo Sanz. Tengo un pasado, pero no me alimento de él. Yrigoyen, Perón, Alfonsín y Kirchner ya no están. Yo no voy a pedir el voto de la nostalgia, sino el de la esperanza”. En tanto, el objetivo de su equipo de campaña es diferenciarse del “aspecto descuidado” de Alfonsín.

En relación a la presidenta Cristina Kirchner remarcó que “este gobierno ya no da para más. Ha llegado el momento de que el pueblo argentino, con toda serenidad pero con firmeza, diga en las urnas: ‘Gracias y adiós, señora Kirchner’”. A lo que añadió: “El que siembra el miedo no quiere el progreso, quiere el poder”.