El oficialismo dice que “no son saludables” las críticas de la Corte

Lejos de bajar los decibeles, el enfrentamiento entre el Gobierno y la Justicia parece subir cada día una nota más. Hoy el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, consideró que “no son saludables” las críticas de la Corte Suprema al Gobierno nacional, y advirtió que “la Justicia no está por encima de los otros dos poderes” del Estado.

“El Poder Judicial es uno de los poderes de la República, pero no es el poder rector de la República, no está por encima de los otros dos poderes”, sostuvo Fernández.

Según el jefe de ministros, “la Corte es uno de los tres poderes del Estado, y como tal, debe velar por los intereses de la sociedad”, al tiempo que advirtió que “eso incluye el mantenimiento y el cuidado del Estado”.

El jefe de Gabinete cuestionó en particular declaraciones del juez de la Corte Carlos Fayt, quien ayer había tildado de “tonterías” las denuncias de la presidenta Cristina Kirchner contra la Justicia. “Es grave que un ministro de la Corte se exprese así de otro poder del Estado”, señaló el jefe de Gabinete al salir al cruce de esas afirmaciones.

Fernández evaluó que “las expresiones de Fayt deberían considerarse fuera de la racionalidad y nadie sacó un comunicado”.

Ayer, horas después de las declaraciones de Fayt, se conoció un comunicado firmado por seis magistrados de la Corte, en el que pidieron al Gobierno “mesura” y “respeto” a los jueces.

Pero la Presidenta, a su vez, consideró “poco feliz” el documento crítico que emitió la Corte Suprema de Justicia y aseguró que la “palabra mesura tiene sonido a censura”.