El Gobierno Porteño rindió homenaje a empleados municipales desaparecidos en la dictadura

El Gobierno porteño rindió ayer un homenaje a los trabajadores municipales desaparecidos durante la última dictadura militar, durante un acto que encabezó el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, quien reivindicó el valor de “la memoria y la justicia”.

Durante el acto, que se realizó en el primer piso del Gobierno de la Ciudad, se descubrió una placa en memoria de los trabajadores municipales que fueron víctimas de la represión ilegal entre 1976 y 1983.

En el homenaje participaron también los ministros de Hacienda, Néstor Grindetti; y de Cultura, Hernán Lombardi y dirigentes gremiales. “Es esta una acción inédita en la Ciudad de Buenos Aires, porque ningún gobierno anterior rindió un homenaje similar a los empleados de la Ciudad de Buenos Aires que lucharon por defender y recuperar nuestra democracia”, resaltó Rodríguez Larreta.

El funcionario recordó que cuando tenía 12 años “aquellos tristes autos Falcon verde se estacionaron frente de mi casa y se llevaron a mi padre. Felizmente, tiempo después recuperó la libertad, pero aquella incertidumbre de no saber si volvería a casa con vida fue la misma que tuvieron miles de argentinos”.

“Eso es lo que hoy me da fuerzas para seguir luchando por la memoria y la justicia”, remarcó Rodríguez Larreta.

Por su parte, el secretario de Inclusión y de Derechos Humanos, Daniel Lipovetzky, señaló que “sólo a través de la memoria, brindando homenaje a quienes perdieron su vida en los conflictos que forjaron nuestra historia, abriremos la puerta a un futuro de respeto y justicia”.