El Gobierno decidió que las Madres de Plaza de Mayo dejen de construir viviendas sociales

Luego del escándalo por la denuncia de supuesta malversación de fondos públicos, el Gobierno nacional decidió que el dinero que recibía la Fundación Madres de Plaza de Mayo para la construcción de viviendas sociales será derivado directamente a los municipios.

La decisión fue tomada por la Secretaría de Obras Públicas, y afecta a los tres proyectos que todavía llevaba adelante la Fundación: el de la Villa 15, el de Castañares y General Paz y el de Villa Soldati.

En julio, el Gobierno había traspasado la coordinación de las obras en las provincias de Misiones, Chaco, Santiago del Estero y Río Negro a la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Viviendas de La Nación, a las administraciones provinciales y a las municipales.

Antes de que el caso fuera investigado por los jueces federales Norberto Oyarbide y Marcelo Martínez De Giorgi, la Fundación Madres de Plaza de Mayo había gastado 765 millones de pesos de los 1250 que le había otorgado el Gobierno para el plan “Sueños Compartidos”.