El avión más grande del mundo, el Airbus 380, realiza un aterrizaje de emergencia en Singapur al perder parte de un motor y del fuselaje en pleno vuelo

Un avión Airbus A 380 perteneciente a la aerolínea australiana Qantas debió aterrizar de emergencia esta madrugada en Singapur luego de sufrir varios desperfectos técnicos en pleno vuelo. La nave sufrió problemas en uno de sus cuatro motores mientras sobrevolaba Indonesia así como perdió parte del fuselaje durante el vuelo.

Se trata del mayor avión de pasajeros del mundo en el cual se produjo una explosión en el motor y un desprendimiento de su carenado trasero. En el avión viajaban 443 pasajeros además de 26 miembros de la tripulación de los cuales ninguno terminó herido; el Airbus aterrizó echando humo del motor.

El avión que sufrió las fallas había partido desde Londres e hizo escala en el aeropuerto de Changi en Singapur para luego partir hacia Sidney, aunque debido a los problemas técnicos debito aterrizar en el aeropuerto ubicado en la isla de Batam. En Qantas explicaron que el avión podría haber seguido volando con tres motores pero el piloto decidió dar la vuelta por precaución.