Alerta mundial tras la muerte de Bin Laden por temor a atentados terroristas. EE.UU. cierra su embajada en Pakistán

Tras la confirmación del domingo de la muerte del líder de Al-Qaeda, Osama Bin Laden, en todo el mundo han comenzado a tomar medidas de seguridad ante el temor de represalias por parte del grupo terrorista. La primera decisión de los Estados Unidos fue la de cerrar su embajada en Pakistán.

Asimismo, en Washington pusieron en alerta a todas sus misiones diplomáticas en el mundo ante la posibilidad de ataques. “Dada la volatilidad de la situación actual, recomendamos enfáticamente a los ciudadanos que están en áreas donde pueden producirse conatos violentos en contra de Estados Unidos que no salgan de sus casas y hoteles, y eviten reuniones públicas y manifestaciones”, remarca el comunicado.

En tanto, la embajada de los EE.UU. ubicada en la capital de Pakistán, Islamabad, así como los consulados en otras tres ciudades permanecerán cerrados “hasta nueva orden”. En EE.UU. también se extremaron las medidas de seguridad en ciudades como Filadelfia o Los Ángeles.