Con la nena no!

Para no caer en exageraciones, resulta oportuno echar por tierra la frase de moda que da vueltas en el ámbito porteño -con tono de chanza- de que el bloque PRO de la Legislatura está en vías de extinción. Sin embargo, bastante ajustable a la realidad resulta indicar que hay serias intenciones en diferentes diputados de abandonar la bancada oficialista. Para evitar el éxodo masivo, rápido de reflejos el macrismo ha puesto en marcha un operativo para retener a cada una de las voces que quieran saltar de vereda. Uno de los que amenazó con esta situación es Jorge Garayalde. Sin embargo, pocos esfuerzos bastaron para que el diputado decidiera de inmediato quedarse en el PRO. Claro, el hombre tiene mucho por perder en caso de dejar el bloque: su joven novia y madre de su hija recién nacida, también trabaja dentro del macrismo. La mujer es directora general de Relaciones Internacionales de la Legislatura de la Ciudad, un puesto que, según dicen, no sólo se consigue con obtener un título en la UADE con medalla de Oro.