Chocó “el Burrito” Ortega, pero no resultó herido

El “Burrito” Ariel Ortega volvió a ser noticia hoy por un hecho extra futbolístico. Es que esta mañana sufrió un accidente con el auto en el que iba hacia el entrenamiento de su equipo, en Ezeiza, adonde finalmente llegó con un amigo. Según se informó, no hubo heridos en el accidente.

El incidente ocurrió bien temprano, en la zona del barrio de Mataderos, y a partir de ese momento el jugador se las tuvo que ingeniar para poder cumplir con sus obligaciones, debido a que quedó de a pie.

La versión oficial del club es que Ortega no se entrenó a causa de una molestia muscular, aunque no queda claro si fue por un golpe en la colisión o como producto del partido del sábado pasado con Estudiantes.

De acuerdo con lo indicado, el auto BMW  en el que iba Ortega chocó con otro vehículo -un Mitsubishi- en la avenida General Paz a la altura de Juan Bautista Alberdi. Ortega se trasladaba junto a un acompañante y según las primeras informaciones, no habría quedado lesionado después de la colisión.

Eso ocurrió aproximadamente a las 5 de la madrugada y a partir de ese momento Ortega se quedó de a pie, por lo que los mismos ocupantes de la Mitsubishi se ofrecieron a trasladarlo.

Lo terminaron llevando a la casa de Jorge “Cuca” Valentini, un ex empleado de River que recientemente fue cesanteado por la gestión de Daniel Passarella al frente de la institución. Este, ya en carácter de simpatizante y de amigo del “Burrito”, lo llevó a Ezeiza en la ida y más tarde lo retiró a la hora de su regreso.