China detiene a disidentes y censura las noticias sobre el Nobel de la Paz

Hay preocupación por el paradero de la poetisa Liu Xia, esposa del premiado Liu Xiaobo, de quien no se tienen noticias desde que ayer salió de su casa fuertemente escoltada por la policía china.

Según algunas versiones, fue traslada a la cárcel de Jinzhou, donde su esposo cumple una condena por “incitar a la subversión del poder del Estado”. Se especula con que la mujer podría haber negociado con las autoridades chinas su silencio ante la prensa internacional a cambio de poder informarle a Liu Xiaobo que era el nuevo Premio Nobel de la Paz.

Una escandalosa maniobra de censura por parte del gobierno chino trata de mantener bloqueada toda información sobre el reconocimiento internacional. El galardonado lleva once años de prisión y desde el año pasado cumple una condena por su famosa Carta 08, un manifiesto a través del cual reclamó una apertura democrática que incluya profundas reformas políticas y un sistema judicial independiente.

Entre el viernes y el sábado una decena de opositores fueron encarcelados por celebrar la premiación. Organizaciones internacionales denunciaron que todavía no hay noticias de Liu Xia. Mientras algunos familiares confirmaron que ayer se reunió con su esposo, los abogados de Liu Xiaobo no pudieron confirmar la especie.