Ameghino, un líder con la fuerza del viento

Ameghino, un líder con la fuerza del viento

Florentino Ameghino hizo un gol por tiempo y se afirma en la punta del ascenso. Pablo Romano y Jorge Gaitán le dieron el triunfo mientras que Eric Martínez descontó sobre la hora por Roca.

El viento no fue el mejor socio para ninguno. No se pudo frenar las ráfagas porque el clima fue el primer obstáculo que los protagonistas debieron sortear. La pelota tuvo siempre destino incierto y esto derivó en poco juego, bola sin freno y escasa claridad. El avance del local, las apariciones de Eric Castro y de Gaitán le terminaron dando crédito al CAFA que terminó siendo el más incisivo en el arranque.

Roca apeló a la contra como recurso, sin precisión, pero explotando las pelotas rápidas. A los 16’ Pablo Romano le dio a Ameghino, una ventaja inesperada. El punta definió con oficio entre amagues, defensores a contrapierna y un arquero fuera de foco para el 1-0 que le ganó la pulseada al clima negativo.

El viento pareció jugar su propio partido, sin más. Y Roca buscó oxígeno en la réplica veloz y en las pelotas paradas. Primero con un tiro de Negretty que alertó por primera vez a la línea de fondo y después con un tiro libre traicionero de Eric Martínez que sacó con esfuerzo el arquero Toledo.

Aún en medio de la confusión, la visita nunca sacó el pie del acelerador. Se adelantó con el impulso del viento y le quitó a Ameghino, la opción de ir hacia adelante. De hecho, Nehue desperdició el empate luego de bloquearse sin cabecear, mano a mano con el arquero.

En el regreso, la tendencia se hizo más firme. Roca siguió insistiendo, frenó la voluntad del local, lo doblegó desde la presión y desde el manejo de Eric Martínez y la persistencia de Jauregui. Ameghino se mantuvo lejos de González, sin romper líneas y con el pelotazo como vía no siempre efectiva. Con el resultado abierto y el trámite incierto, Eric Castro falló en el toque final debajo del arco y enseguida Daniel Barrio remató desde afuera con una alta dosis de suspenso. Castro, de chilena, volvió a dejar en claro que el gol estaba ahí y que solo se necesitaba, un rapto de lucidez. A los 44” Castro de nuevo, lanzado de contra, le sirvió el 2-0 a Jorge Gaitán que tocó abajo y seguro a la red cuando era Roca el que parecía más cerca.

El descuento, un tiro de Martínez que tuvo floja respuesta del arquero, pareció acomodar un resultado que favoreció al local y dejó a la visita con alguna sensación de que se estuvo muy cerca.