Alfonsín apunta a Macri y a Scioli: no saber fijar prioridades para el gasto también es “corrupción”

El precandidato presidencial de la UCR Ricardo Alfonsín advirtió hoy que existe “otra forma de corrupción que no tiene que ver con el enriquecimiento” y es la falta de criterio a la hora de “definir prioridades” para el gasto público y, en tal sentido, apuntó a Daniel Scioli y Mauricio Macri, entre otros mandatarios.

El diputado nacional criticó los recursos “millonarios” que la administración porteña de Macri derivó para la marcación de las bicisendas en la Capital o el cuantioso gasto para techar el Estadio Unico de La Plata, “a metros de donde trabaja el gobernador (bonaerense) Scioli”. En declaraciones a radio Continental, Alfonsín advirtió que no se puede hacer el “techo de un estadio que cuesta 50 millones de pesos” cuando en sectores pobres de La Plata o de Lomas de Zamora, para dar un ejemplo, la gente carece de agua o de otros servicios sanitarios.

“Vayan a explicarle a esa gente que ese estadio es más importante que el agua, las cloacas o la luz, a ver qué le dicen”, desafió el dirigente y exhortó a asignar los recursos públicos en base a “criterios éticos”.

Alfonsín alertó que “nosotros ponemos mucho acento en la corrupción, pero hay otra forma de corrupción que no tiene que ver con el enriquecimiento y es la falta de criterios para definir prioridades”.

“Las bicisendas en Capital Federal, ¿cuánto cuestan? Y ahora se van a hacer otro tanto. Más o menos 40, 50 millones de pesos. ¿A usted le parece que es prioritario eso?”, preguntó el líder político.

Al insistir en cuestionar la millonaria suma derivada para la realización del techo del Estadio Unico platense, el dirigente repitió que “a cuadras de allí vive gente sin alocas, sin agua, sin recolección de residuos, sin pavimento, sin electricidad”.

“Yo estuve el otro día en Pozo del Tigre, en Formosa, sus habitantes viven como en el siglo XIX. (Pero) uno ingresa en la capital (provincial) y contrasta con el siglo XXI: un estadio fabuloso de básquet y de voley hecho con recursos nacionales, millones de pesos en ese estadio”, alertó.

Al respecto inquirió: “¿Cuál es el criterio con el que se utilizan los recursos? ¿Cómo van a hacer ese estadio cuando la gente vive como en el siglo XIX en barrios aledaños?” “Por supuesto que la pobreza se combate con crecimiento, con desarrollo, con empleo, pero esto no se va a lograr de la noche a la mañana. Entonces los recursos escasos que tiene el Estado -porque no son infinitos, mientras que las demandas sí son infinitas- deben asignarse con criterios éticos, pero en serio no retóricamente”.

En otro orden, Alfonsín consideró positivo que la UCR tenga tres precandidatos presidenciales -él, el vicepresidente Julio Cobos y, eventualmente, el jefe del radicalismo y senador Ernesto Sanz-, al evaluar que ello tiene que ver con la “recuperación partidaria”.

El radicalismo, dijo, “es uno de los pocos partidos que está en condiciones de resolver sus discrepancias o sus cuestiones de manera horizontal o democrática” y se preguntó: “¿O qué creen? ¿Que somos un regimiento? ¿Que tres o cuatro deciden esas cosas por los demás?”.

“Nosotros somos un partido democrático, ojalá lo fueran todos”, resaltó y advirtió: “Cuidado con los partidos que nunca tienen una discrepancia, que son muy prolijitos, en los que nunca hay internas, eso no es normal”.