Alak: “Le estamos dando una batalla sin cuartel al crimen organizado”

El ministro de Justicia y Seguridad, Julio Alak aseguró hoy que desde el Gobierno Nacional “le estamos dando una batalla sin cuartel al crimen organizado”, a la vez que puso de relieve que “hemos logramos un récord absoluto en la Argentina en el secuestro de drogas como marihuana y cocaína”.

“Hay que seguir trabajando y lo vamos a seguir haciendo con todas nuestras fuerzas, sin descansos, atacándolo con todo, con todas las armas. Esta es una lucha diaria. Es una guerra contra el crimen organizado, con los traficantes de drogas, los traficantes de armas y con aquellos que trafican con los seres humanos”, reafirmó Alak al hacer referencia al crimen organizado y su penetración en el país.

El titular de la cartera de Justicia brindó declaraciones a la prensa minutos antes de presidir una reunión plenaria del Consejo Federal de Seguridad Interior.

Dicho Consejo congregó en Buenos Aires a los ministros de Seguridad de las 24 provincias y la Capital Federal, a los jefes de las cuatros fuerzas federales de Seguridad (Policía Federal, Prefectura Naval, Gendarmería Nacional, Policía de Seguridad Aeroportuaria) y a otros funcionarios y legisladores del oficialismo y la oposición.

Alak al formular un balance de lo actuado durante el año, indicó que “hemos estado trabajando los 24 ministros con mucha intensidad y logramos un récord absoluto en la Argentina en el secuestro de drogas como marihuana y cocaína”.

“Se ha podido avanzar en la desactivación de otros delitos como los secuestros express que han ido disminuyendo notablemente y, hemos desarrollado otras tareas en prevención de salideras bancarias”, subrayó.

Acerca de como estaban los indicadores sobre delitos, Alak precisó que “la tendencia es a la baja, lo cual nos genera expectativas y reconocimiento a las fuerzas de seguridad que vienen luchando con mucho énfasis”.

No obstante, el funcionario aclaró que “creo que los más importante para que baje el delito en la Argentina, es seguir aplicando políticas sociales que saquen a un sector la población de la marginalidad y de la exclusión social”.

“La inseguridad se combate estructuralmente a largo plazo, con trabajo, con acceso a la salud y con igualdad y esa es la solución y mientras tanto tenemos que ser muy eficientes en la aplicación de medidas sancionatorias con todo el rigor la ley”, subrayó.

También consideró que “quizás sea necesario retocar algunas leyes que tengan que ver con la celeridad en los procedimientos judiciales, pero en general lo que hace falta es seguir con estas políticas de inclusión social que inició el gobierno de Néstor Kirchner en 2003 y que se continúan ahora con una baja sustancial de la desocupación y con aumento del trabajo”.

“Cuando hay más desigualdad hay más delincuencia. El desafío es inclusión e igualdad. De esa manera el delito va a ir bajando”, consideró Alak.

Al hacer referencia al crimen organizado, Alak señaló que “hay que seguir atacándolo con todo, con todas las armas. Esta es una lucha diaria. Es una guerra contra el crimen organizado, con los traficantes de drogas, los traficantes de armas y con aquellos que trafican con los seres humanos”.

“El camino es seguir con esta guerra sin cuartel contra el crimen organizado, permanentemente, sistemáticamente y coordinado con todas las provincias argentinas”, concluyó.

En el encuentro, -que se desarrolla en el Hotel Emperador de esta capital-, los representantes de la Nación y las provincias analizaran nuevas acciones conjuntas para profundizar la prevención del delito y la lucha contra el crimen organizado en pos de fortalecer la seguridad ciudadana y el orden público.

El Consejo de Seguridad Interior tuvo su primer plenario en diciembre de 2009; y reuniones sistemáticas regionales del Noroeste el 25 de marzo de 2010; de Cuyo, el 29 de abril; de la Patagonia Norte y Sur el 10 de mayo; del Centro el 3 de junio y del Noreste el 15 de julio.

La región Metropolitana tuvo su encuentro el 14 de septiembre; y el pasado 17 de noviembre, se reunieron también en Buenos Aires los ministros coordinadores de todas las regiones del país.