Aguad, duro con la presidenta: la acuso de “subestimar” y “dividir” al pueblo y ser “grosera” con la oposición

El jefe de diputados radicales, Oscar Aguad, arremetió hoy duramente contra la presidenta Cristina Fernández al acusarla de “subestimar y dividir” a los argentinos y advertir que los problemas del país “no se solucionan maltratando a la gente o diciendo palabras groseras contra la oposición”.

“La muerte de Néstor Kirchner generó la expectativa de que los problemas podían ser resueltos de otra manera, pero la Presidenta ayer sacudió esta posibilidad con un mensaje muy claro de que se va a profundizar y radicalizar esta vocación por dividir a la sociedad argentina”, lanzó.

En declaraciones a radio El Mundo, Aguad le endilgó a la Casa Rosada continuar con “este mecanismo perverso y falaz” consistente en “decir una cosa y hacer otra; dice querer el diálogo para consensuar políticas y jamás se sienta a una mesa a consensuar”, denunció.

Ayer, a poco más de una semana del fallecimiento del ex presidente Kirchner, en un acto en el partido bonaerense de Berazategui, Cristina Fernández retomó sus ácidas críticas contra la oposición, habló de “necios y traidores” y disparó contra el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“La primera economía del mundo acaba de transferir a su propio gobierno 600 mil millones de dólares. ¿Qué dicen ahora los ‘loros’ que siempre repiten recetas”, lanzó la Presidenta.

Aguad consideró estas manifestaciones “una falta de respeto, inclusive cultural” y advirtió que los problemas del país “no se solucionan maltratando a la gente o diciendo estas palabras groseras en contra de la oposición”.

“La Presidenta sigue subestimando a los argentinos”, reprochó y juzgó una “desafortunada expresión” la usada por la mandataria al referirse a sus adversarios políticos. Para el legislador cordobés, “el destrato” de la Presidenta hacia la oposición “es una cosa que supera la lógica normal”.

“No se puede destratar al que piensa distinto con esa convicción del pensamiento único que tuvo el gobierno y que sigue teniendo”, se quejó.

Añadió que “la Presidenta muestra que no tiene ninguna vocación de cambiar el rumbo, de subirse a un escenario para buscar consensos que son necesarios para sacar a la Argentina de la crisis”.

“La señora Presidenta tiene bajo su responsabilidad a 12 millones de pobres, a los que no les puede solucionar el problema y menos esos discursos que son claramente divisores de la sociedad”, alertó.

El titular de la bancada de diputados radicales insistió en que “desgraciadamente seguimos con un gobierno que sigue sin entender la hora crucial que vive la Argentina y la oportunidad que el mundo nos está brindando”.

“Argentina sigue sin tener créditos para impulsar el desarrollo del país, sigue con fuga de capitales, sigue sin inversiones, que son los problemas centrales que atentan contra el trabajo, que es el problema social más grave que enfrenta este gobierno”, aseveró.

En su embestida, el diputado de la UCR reiteró que la Casa Rosada “tiene este mecanismo perverso que lo ha llevado a tener el desprecio de la sociedad de una manera grosera”.

En tal sentido, afirmó que si bien el kirchnerismo nunca hizo “autocrítica”, el “haber tenido el año pasado, en una elección de medio turno, el 70 por ciento del país en contra es un llamado de atención” que el oficialismo debe evaluar.