«Macri prometió construir 70.000 viviendas y en 3 años entregó 700», denunció la legisladora Cerruti

La legisladora porteña de Nuevo Encuentro (NE), Gabriela Cerruti, denunció hoy que «en 3 años, el gobierno de Mauricio Macri entregó 700 viviendas» y recordó que durante su campaña «prometió construir 70 mil».

La diputada porteña denunció que los recursos para ejecutar políticas de vivienda «fueron desviados a empresas amigas de la familia» del jefe de Gobierno porteño y que la ciudad de Buenos Aires «es una ciudad rica y con recursos».

«Cuando hizo campaña, Macri prometió construir 70 mil viviendas y hasta ahora entregó 700», dijo la legisladora al precisar que durante todo 2009 «inauguró 81».

Sobre el censo efectuado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en Parque Indoamericano -actualmente ocupado por familias humildes sin vivienda-, Cerruti consideró que sería necesario que «sean cruzados con los padrones de las villas que tiene el Gobierno de la Ciudad» para establecer de dónde provienen las familias que ocupan el predio.

«A partir de ahí, el paso inmediato es ejecutar las políticas de vivienda ya que a la Ciudad le sobran los recursos para poder ejecutar políticas de vivienda pero las partidas fueron derivadas a las empresas amigas de la familia Macri o para hacer veredas y plazas», señaló la legisladora porteña.

Para Cerruti, las 13.300 personas censadas «son familias que hacen muchos años que esperan resolver su situación de vivienda y sin duda están siendo incentivadas por punteros políticos» y aseguró que «en el 90 por ciento, la gente que vive en las villas trabaja y mucho».

«Si hay movimientos migratorios es porque en la Argentina hay trabajo y no para tener planes sociales», dijo al rechazar declaraciones de Macri sobre las familias ocupantes del Parque Indoamericano provenientes de Bolivia y Paraguay.

Cerruti señaló que la situación que vive actualmente la ciudad obedece a una «decisión deliberada de la vieja política de creer que el sur, los pobres y la gente excluida solo son mano de obra barata de los dirigentes» y acusó a Humberto Schiavone -a cargo de la Corporación Buenos Aires Sur- de «recolectar punteros políticos del viejo PJ en lugar de construir viviendas».