Una autopsia reveló Candela no fue violada y que murió por asfixia

Una autopsia realizada en la Morgue Judicial de Morón durante la madrugada del jueves reveló que Candela Rodríguez, la nena de 11 años que fue encontrada muerta el miércoles en Villa Tesei luego de permanecer desaparecida desde el 22 de agosto, falleció “por asfixia mecánica por sofocación”.

La noticia fue confirmada por el fiscal general de Morón, Federico Nieva Woodgate, quien además aclaró que no se encontraron evidencias de abuso sexual ni violencia corporal. “Cuando se la encontró se habló de un rostro desfigurado, pero no tuvo una desfiguración traumática del rostro, sí tenia un golpe o raspón en la frente”, explicó. Y agregó que el cuerpo, además, “estaba en buen estado de nutrición”.

Respecto al momento en el que se realizó el crimen, Nieva Woodgate detalló que “la autopsia establece, con las limitaciones que da la medicina legal, una fecha de muerte de 36 a 48 horas”. Los forenses, en tanto, también trabajaron en la búsqueda de rastros de fibras, tierra y sustancias biológicas que permitan la identificación de las personas que arrojaron el cuerpo de Candela en una bolsa de plástico al costado de la Autopista del Oeste.