Subtes: paro casi total tras un enfrentamiento entre la UTA y los metrodelegados

Sólo funcionan, con servicio reducido y grandes demoras, las líneas D y E. Este lunes por la mañana, las dos facciones sindicales que se disputan la representación de los trabajadores del subterráneo se enfrentaron en la cabecera de la línea D, lo que se tradujo en la suspensión casi total del servicio hasta nuevo aviso. Por su parte, la Subsecretaría de Trabajo porteña dictó la conciliación obligatoria para destrabar el conflicto.

Todo comenzó cuando los Trabajadores de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) anunciaron esta lunes un paro ¨en todas las líneas de subte y el Premetro¨, en repudio a los paros rotativos que cumplen desde la semana pasada los empleados agrupados en la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP). Mientras los metrodelegados paralizaron el servicio en la línea D de 5 a 8, como ya habían anunciado durante el fin de semana, los gremialistas de UTA interrumpieron las líneas A, B, C y H. Los incidentes se produjeron en la estación Congreso de Tucumán, cuando ambos sindicatos se enfrentaron a golpes.

El problema fue que los metrodelegados habían anunciado una nueva jornada con cortes programados y escalonados en los diferentes servicios, medida que se vio alterada poco antes de las 7 por la decisión de la UTA de paralizar el servicio en su totalidad ¨hasta que se aclare la situación¨. Por su parte, la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad intimó a la Unión de Tranviarios a reanudar el servicio en las seis líneas de subtes y el Premetro, pero como la conciliación no recae sobre la AGTSyP, continuarán los paros escalonados. La decisión de los metrodelegados de dar continuidad a la protesta se produce luego de no encontrar respuestas favorables a sus reclamos salariales en la última reunión paritaria con la concesionaria Metrovías y el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.