Siria: el ejército irrumpe en la ciudad de Hama y mata al menos 100 civiles. Europa y EE:UU. piden el cese de la violencia

Una verdadera masacre se vivió ayer domingo en la ciudad de Hama en Siria cuando el Ejército mató a unos 136 civiles que se manifestaban en contra del régimen que gobierna el país. Los hechos de violencia se produjeron el día previo al inicio del Ramadán, ayuno de la religión musulmana que dura un mes.

En cuanto a las víctimas, unas cinco personas en Homs (centro) cuando se manifestaban en la calle en apoyo a los opositores de Hama, mientras que en la provincia de Idleb hubo otros tres muertos. En tanto, en Deir Ezzor murieron 19 personas, en Harak unas seis y una más en Bukamal al este del país.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores británico, William Hague, reclamó que “semejante acción contra los civiles que se manifiestan en masa y pacíficamente durante varias semanas no tiene ninguna justificación”, mientras que su par alemán, Guido Westerwelle, le exigió al presidente sirio, Bashar al Asad, que ponga fin a la violencia. En la Casa Blanca consideran al ataque como un acto desesperado del régimen contra su pueblo.