Montenegro le contestó duro a Garré: “El plan es improvisado”

El ministro de Seguridad porteño se refirió al envío de 2.500 gendarmes y prefectos en la zona sur: “No conocen la Ciudad”.

El gobierno nacional y el porteño tuvieron un nuevo cruce por la puesta en marcha del plan de seguridad para los barrios del sur de la Capital Federal, que incluye el envío de gendarmes y prefectos. El nuevo cruce entre funcionarios del gobierno nacional y el jefe de Gobierno porteño y su gabinete se produjo por la puesta en marcha del plan denominado “Cinturón Sur”, que contempla la reubicación de 2.500 gendarmes y prefectos en La Boca, Barracas, Parque Patricios, Nueva Pompeya, Villa Soldati y Villa Lugano.

“Muchos de los que integran las listas que apoyan a (Daniel) Filmus hoy hablan de seguridad y de cámaras, y siempre votaron en contra de los proyectos de ley para darle más seguridad a los vecinos que impulsamos en la Legislatura”, acusó Guillermo Montenegro, ministro de Seguridad porteño. El funcionario rechazó la utilización de la Gendarmería y de Prefectura para incrementar la seguridad en los barrios del sur porteño: “Tanto la Gendarmería como la Prefectura no conocen las leyes de la Ciudad. La improvisación es tan grande que me obliga a preguntarme quién controla las fronteras para evitar el ingreso de drogas al país”.

En lo que pareció una presentación de campaña, Garré encabezó junto al candidato a jefe de Gobierno por el kirchnerismo Daniel Filmus y el resto de la lista de postulantes del Frente para la Victoria, la ceremonia para poner en práctica el nuevo esquema de seguridad y destacó que “este plan va a mejorar la prevención y la sensación de más seguridad y disminución del temor de la población”.

En ese marco, el presidente del Bloque de diputados nacionales de la UCR, Ricardo Gil Lavedra, también cuestionó el plan y lo consideró una medida “exclusivamente electoral”. “Es indignante que, una semana antes de las elecciones, comience a funcionar el operativo”.

“Desde que supimos del plan, estamos a la espera de que nos llamen para coordinar esfuerzos”. Manifestó Macri y defendió a la Policía Metropolitana.