Macri podrá endeudarse sin el permiso del gobierno

La legislatura porteña aprobó anoche la ley de Responsabilidad Fiscal, por la cual la ciudad podrá endeudarse sin necesidad de recurrir al “visto bueno” de la Secretaría de Finanzas del Ministerio de Economía de la Nación.

Esta nueva ley le permitirá al gobierno de Macri salir con un bono de  900 millones de pesos –previsto en el presupuesto 2010– con el que financiará obras de infraestructura social, no pudiendo destinarlo al gasto corriente.

“Es fundamental que nuestra ciudad disponga de una ley que le permita al gobierno porteño continuar con el plan de obras de fuerte impacto social que había diseñado sin necesidad de permanecer atados a los caprichos de un gobierno nacional que hace caso omiso a los reclamos de los porteños” digo el diputado macrista Alvaro González, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Legislatura porteña.

Los recursos serán para obras de infraestructura edilicia de hospitales públicos porteños y reparación de escuelas. Se destinará, también, para la Cuenca del Arroyo Maldonado, refacciones en el Teatro Colón y el mantenimiento de la vía pública.

En una carrera maratónica, -y en la antesala de la sesión más difícil del año, en la que deberá aprobarse el presupuesto de la ciudad antes de la renovación parlamentaria, el 9 de diciembre próximo- la Legislatura porteña se aprestaba a aprobar anoche más de 140 despachos sobre tablas.

También se convirtieron en ley proyectos como el de Arbolado Urbano; la obligatoriedad de usar un chaleco reflectante en autopistas y vías rápidas; la limitación de construcción en altura en Villa Pueyrredón; la creación de registro de ex presos políticos; la creación de un régimen legal de Ablación e Implante de órganos y tejidos, la prevención de acoso sexual infantil y la creación de un Foro de Seguridad Pública, entre otras que eran tratadas.

Las principales normas sancionadas fueron:

Chalecos refractantes: por una iniciativa del diputado Daniel Amoroso, se estableció como obligatorio el uso del chaleco de material reflectante, el que deberá usarse sin ninguna otra prenda superpuesta, en la situación de bajar del vehículo a la calzada en las vías rápidas y autopistas.

Ley de arbolado urbano: se protegerá e incrementará dicho arbolado, implementando los requisitos técnicos y administrativos a los que se ajustarán las tareas de intervención. Entre otros aspectos que se modifican respecto al régimen vigente, es la prioridad de plantación de especies autóctonas de todo el país (hasta ahora establecida sólo para las nativas de la región Este Central).

Comercios deben aceptar cambios: se aprobó la ley que obliga a los comercios porteños a aceptar cambios y devoluciones en todos los días y horarios en que atienden al público.