Según Macri, mortalidad infantil bajo “a un solo digito” en todas las comunas porteñas

La mortalidad infantil en todas las comunas de la ciudad de Buenos Aires se redujo durante 2010 “a un solo dígito” y también disminuyó la brecha entre la zona norte y la zona sur del distrito, según anunció hoy el jefe de gobierno capitalino, Mauricio Macri.

“Estamos orgullosos del sistema de salud pública de la ciudad de Buenos Aires. Éste es el mayor descenso de la mortalidad infantil en la zona sur que se haya registrado en la historia y que por primera vez todos los barrios tengan un dígito como tasa de mortalidad infantil, es un enorme orgullo y una enorme satisfacción”, dijo el mandatario comunal.

Hace un mes y medio, Macri había anunciado que la tasa de mortalidad infantil para toda la Capital había descendido a 6,7 fallecimientos cada mil nacimientos, la más baja de la historia.

Hoy se precisó que “se ha logrado el mayor descenso en la tasa de mortalidad infantil en las comunas del sur de toda la historia” y que no hay ningún barrio donde esta tasa supere “un dígito”.

“Mejorarle la calidad de vida a la gente es nuestra verdadera obligación y nuestra vocación de servicio”, agregó el jefe comunal durante una conferencia de prensa realizada en la sede del Ministerio de Salud porteño, en el barrio de Parque Patricios.

Además, se destacó que la diferencia en las estadísticas de los barrios del norte y los del sur disminuyeron a sólo 2,97 puntos, lo que marca una paridad entre ambas zonas.

“Esto -dijo Macri- significa que todo este esfuerzo que hemos puesto en mejorar el funcionamiento del sistema de salud pública, junto con la educación, son para nosotros las mejores inversiones que puede hacer el Estado.” Según el mandatario capitalino, “este resultado es muy auspicioso. El sur ha sido una prioridad para nuestro gobierno. El sistema de urbanización de villas ha tenido que ver también con esta forma exitosa”.

Dijo que se ha desarrollado “un conjunto de medidas que nos permitió resolver un tema tan importante como es cuidar la vida, las posibilidades futuras de tantos chicos que nacen año a año en la ciudad de Buenos Aires”.

Por su parte, el ministro de Salud porteño, Jorge Lemus, destacó que “las tasas neo y posnatal también son las más bajas de la historia: 4,5 y 2,2 por mil nacidos vivos”, y que el último trienio 2008-2010 también tuvo el registro de mortalidad infantil “más bajo, con un promedio de 7,4 por mil nacidos vivos”.

Lemus atribuyó los descensos a “una importante cantidad de acciones” como la apertura de centros de salud en distintos puntos de la zona sur, mejoras en el área social, como el trabajo en comedores comunitarios, y de infraestructura, como la ampliación del sistema de agua potable.