La Casa Rosada se desliga de la derrota en Santa Fe

Tras la derrota del candidato kirchnerista, Agustín Rossi, en las elecciones a gobernador en Santa Fe desde la Casa Rosada han salido a desligarse del resultado conseguido. La mayoría de los funcionarios coincidió que el que más perdió fue el socialismo de Binner ya que en 2007 había obtenido un 47 por ciento de los votos contra el 38 por ciento del pasado domingo.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, señaló que Rossi “tuvo una propuesta que no enamoró a los santafecinos”. Asimismo, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, sostuvo que “son elecciones provinciales, con dinámica y lógica de elecciones provinciales. Querer asociar esto a lo que va a pasar el 14 de agosto es un error. Son elecciones absolutamente diferentes”.

En tanto, la presidenta Cristina Kirchner prefirió guardar silencio y no hizo ningún comentario al respecto. Por su parte, el ministro de Economía y candidato a vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, hizo hincapié en que “ganamos en las dos cámaras y muchas intendencias, pero los medios insisten con la gran elección de Pro que no tuvo cargos electos, casi”.