Hockey: Las Leonas perdieron por penales frente a Holanda en la final del Champions Trophy

La selección argentina de hockey sobre césped femenino cayó 3-2 por penales ante Holanda tras dejar escapar una ventaja de 3-0 e igualar 3-3 en el partido final, desperdiciando la chance de ganar su cuarto título consecutivo del Trofeo de Campeones, este domingo en Ámsterdam.

Las Leonas, que llegaron a la final tras apelar ante la Federación Internacional (FIH) por una interpretación del reglamento del certamen, que en principio las colocaba en el duelo por el bronce, se pusieron en ventaja 3-0 con tantos de Carla Rebecchi (26), Luciana Aymar (32) y Daniela Sruoga (34).

Pero la capitana neerlandesa Maartje Paumen (35, 41 y 49), la gran figura de la tarde, llevó el duelo al alargue y a los penales después de clavar tres cortos, su especialidad.

Luego de un alargue sin movimientos en el marcador, la final se decidió por medio de penales australianos (la jugadora llega a enfrentar en movimiento a la arquera rival), que sellaron el triunfo del local en el superclásico mundial del hockey femenino por 3-2.

“Lucha” Aymar, siete veces mejor jugadora del planeta (récord), la última el año pasado, en su regreso tras seis meses de ausencia en el elenco del técnico Carlos Retegui no tuvo la chispa de siempre y por momentos se notó la falta de la líder Leona.

“Ellas básicamente anotaron tres goles en sus primeras tres ocasiones, pero las chicas se quedaron tranquilas”, afirmó el técnico holandés Max Caldas, nacido en Argentina.

“El 3-1 cambió el sentido del partido hacia nuestro favor, esa fue la diferencia. Creo que el público fue el ganador en este partido fantástico. Afortunadamente nosotros ganamos”, añadió Caldas, que se llevó un título en su primer torneo al frente de las chicas holandesas.

De esta forma, Holanda, que ya había derrotado 2-1 a Argentina en la fase de grupo semifinal, volvió a vengarse de Las Leonas, ante las que había perdido la final del campeonato mundial en Rosario-2010 y la pasada edición del “Champions Trophy”, festejando el título ante su público.

Maartje Paumen, máxima goleadora del certamen, fue designada mejor jugadora del torneo, mientras que su compañera Willemijn Bos se llevó el premio a la promesa. La argentina Belen Succi se conformó con el galardón a la mejor arquera.

Las Leonas desperdiciaron la posiblidad de agregar más brillo a su palmarés en Ámsterdam-2011, tras los títulos del “Champions Throphy” de Moenchengladbach-2008, Sídney-2009 y Nottingham-2010. Hace diez años en la capital holandesa habían celebrado su primer “grande”.

Las argentinas se habían consagrado campeonas mundiales por primera vez en Perth-2002, precisamente contra las holandesas.

En 2007, en el sintético de Quilmes, Holanda se había impuesto en la final a Argentina, como este domingo.

Con esta derrota, las chicas albicelestes siguen por debajo del número dos mundial en los enfrentamientos cara a cara, con cinco victorias para las sudamericanas, siete para las holandesas y tres empates.

El festejo final, abrazando a la arquerita neerlandesa Floortje Engels, fue doble para Holanda, que superó los registros de Argentina en Champions Trophy con cinco coronas: Ámsterdam-1987, 2000 y 2011; Rosario-2004; Canberra- 2005; y Buenos Aires-2007. Así, las naranjas igualaron a Australia como más ganadoras.

En el duelo por el bronce, Nueva Zelanda, la revelación del torneo, se impuso 3-2 a Corea del Sur y se llevó su primera medalla en esta cita.

En la jornada final para decidir los restantes puestos del campeonato, Inglaterra, premio “juego limpio” terminó quinto luego de vencer a Australia (2-0), y China séptimo al derrotar a Alemania (5-3).