Garré desafectó a la Policía Federal de los edificios públicos porteños para “reforzar la presencia en las calles”

La ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré, consideró hoy que los efectivos de la Policía Federal que fueron desafectados como custodios de edificios públicos porteños serán destinados a partir de esta medianoche “desde las comisarías a tareas de calle”, para “reforzar la presencia de la policía” y de esta manera “garantizar la prevención del delito”.

El Ministerio de Seguridad que conduce Nilda Garré decidió desafectar de esta forma a unos 1.200 efectivos distribuidos en 114 lugares, donde realizaban tareas conocidas como “adicionales”.

La ministra confirmó, tras encabezar en la Biblioteca Nacional el lanzamiento del Plan Nacional de Participación Comunitaria en Seguridad, que la medida es para “reforzar la presencia de la policía en la calle y en actividades esencialmente policiales”, y de esta manera “garantizar la prevención del delito”.

En tanto, aseguró que “las comisarías van a ser sometidas a un sistema de monitoreo a los efectos de ver cómo el mapa del delito va corrigiéndose en forma favorable, o sea disminuyendo la conflictividad”.

Asimismo, minimizó la decisión del gobierno porteño de incorporar a oficiales de la federal desafectados por la cartera que encabeza la semana pasada, y dijo que “es una opción que tiene la Policía Metropolitana”.

Algunos de los agentes separados de la fuerza son investigados por casos de corrupción.

Finalmente, sobre el documento firmado por algunos miembros de la oposición acerca de un supuesto riesgo que atraviesa la democracia, la funcionaria nacional sostuvo que es “un dislate” y señaló que “está tan consolidada afortunadamente nuestra democracia que hablar de eso hoy me hace pensar en que no hay una agenda de temas importantes en la carpeta del futuro que tengan (la oposición) para tratar”.