El juez Zaffaroni respondió a los los pedidos de renuncia y las acusaciones en su contra por los departamentos usados como prostíbulos

El juez de la Corte Suprema, Eugenio Zaffaroni se refirió ayer martes a los pedidos de renuncia y las acusaciones en su contra por los seis departamentos de su pertenencia que funcionaban como prostíbulos. La denuncia fue realizada por una ONG.

“Si el Congreso quiere citarme no tengo nada que ocultar y nunca lo tuve en mi vida, que me pregunten lo que deseen saber en concreto y lo responderé”, sostuvo el magistrado. En tanto, explicó que está desalojando los inmuebles denunciados y que cambiará de inmobiliaria.

Asimismo, Zaffaroni consideró que enfrenta un “escándalo de carácter político que tiene como objetivo provocar mi renuncia”. Al respecto explicó que “resulta ridículo que piensen en que haría negocios inmobiliarios semejantes para ganar 1.500 pesos”.