Denuncian a Macri y ministros por decreto que penaliza protestas frente a diarios

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, fue denunciado junto a parte de su gabinete, por la firma del decreto que penalizó protestas que impidan o demoren la circulación de diarios, en una causa que quedó a cargo del juez federal Ariel Lijo.

La presentación provino del diputado porteño Marcelo Parrilli, quien acusó a Macri por supuesta “violación de deberes de funcionario público” en una denuncia donde incluyó al jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, y a todos los firmantes del decreto de necesidad y urgencia 2-11 del 11 de abril pasado.

Esa norma incorporó al Código Contravencional de la Ciudad penas de multa de hasta 50 mil pesos y arrestos de hasta diez días para quienes “impidan salidas de diarios” o provoquen demoras “en una clara e injustificable restricción a la libertad de expresión” con mención a lo ocurrido el 26 y 27 de marzo cuando una protesta impidió la “normal circulación de Clarín” y provocó “demoras” en la salida de La Nación.

Parrilli advirtió en la denuncia que la Constitución de la Ciudad “impide al Poder Ejecutivo emitir disposiciones de carácter legislativo” y que en este caso no existió “ni existe” ninguna “circunstancia excepcional” que lo habilite.

“Surge claramente del texto constitucional que nunca pueden dictarse decretos de necesidad y urgencia en materia penal y más aún en el caso que nos ocupa donde no existieron ni existen circunstancias excepcionales”, remarcó.

Para el denunciante “la acción ilícita desplegada por el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, su jefe de Gabinete de Ministros y Ministros es claramente violatoria de una de las garantías claves del sistema democrático y la forma republicana de Gobierno, la división de poderes, que impide, precisamente, al Ejecutivo legislar, juzgar e imponer penas”.