José Mármol y la creación de Amalia, la primera novela rioplatense



José Mármol nació en Buenos Aires el 2 de diciembre de 1817. Comenzó su formación académica en la carrera de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, pero descubrió la política y decidió abandonar sus estudios. En 1839, durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas, pasó varios días encarcelado y luego, temiendo por su vida, se fue a Montevideo, ciudad en la que muchos argentinos se habían exiliado. Allí se sumó al grupo que había dejado el suelo argentino para evitar las persecuciones del Estado, entre quienes se destacaban Juan Bautista Alberdi, Florencio Varela, Esteban Echeverría y Juan María Gutiérrez.

Desde Uruguay, Mármol convirtió a su pluma en su mejor arma para luchar por sus ideales y buscar la caída del gobierno rosista. Empezó con poemas y dramas en los periódicos El Nacional, de Andrés Lamas, y El Comercio del Plata, de Florencio Varela. También publicó Examen crítico de la juventud progresista de Río de Janeiro (1847), Asesinato del señor Florencio Varela, redactor de El Comercio del Plata (1849) y Manuela Rosas (1850), pero años más tarde pondría en marcha su idea más revolucionaria: Amalia.

Considerada la primera novela rioplatense, fue escrita desde el exilio y contó con todo tipo de condimentos para que el público se sintiera atraído. Ambientada en el año 1840, cuenta la historia de Amalia, una viuda tucumana que vive en Buenos Aires y le da alojo a Eduardo Belgrano, un joven unitario que fue herido al intentar salir de la provincia para unirse a las tropas que luchan contra Rosas y que fue salvado por su amigo Daniel Bello.

Y mientras el autor muestra el panorama político y social de la Argentina, en el que el entonces gobernador bonaerense era el villano, Amalia y Belgrano se enamoran y huyen a Montevideo, donde el  héroe debe elegir entre el amor de su pareja o el amor a la patria.

La historia, cargada por la experiencia y la ideología de Mármol, comenzó a publicarse en 1851 como folletín en el diario La Semana de Montevideo y enseguida atrapó a los lectores por la tensión de la trama, el archivo histórico, por momentos fiel a la realidad, por otros exagerado, y los sentimientos de los protagonistas. Amalia fue la que convirtió a Mármol en un escritor famoso. Sin embargo, ante el pronunciamiento de Justo José de Urquiza interrumpió su publicación para volver a su pasión principal.

Sin su archienemigo en el poder, Mármol regresó a Buenos Aires y ocupó cargos políticos. Pero los seguidores de sus historias insistían en que Amalia había quedado inconclusa, motivo por el que en 1855 sacó a la venta la primera edición completa de la novela, a la que le agregó un final. Y tiempo más tarde, sacó una nueva edición en la que le bajó el tenor político en contra de Rosas para que prevaleciera la historia de sus personajes por sobre sus ideas.



Source link