Uruguay: Declaran inconstitucional ley que evitó juicios por violaciones a derechos humanos

En Uruguay, la Suprema Corte de Justicia declaró inconstitucional la llamada Ley de Caducidad, que evitó juicios por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura que gobernó al país vecino entre 1973 y 1985. Fue una decisión judicial dictada puntualmente para el caso de la muerte de Nibia Sabalsagaray en un cuartel militar, en 1974.

El fallo afecta sólo al caso de la militante comunista Nibia Sabalsagaray y fue votado por unanimidad de los cinco miembros de la Suprema Corte: Jorge Larrieux, Jorge Ruibal Pino, Leslie Van Rompaey, Jorge Chediak y Daniel Gutiérrez. La sentencia de la SCJ indica que el mencionado caso queda fuera de la Ley de Caducidad, que obliga a los jueces a consultar al Poder Ejecutivo si las denuncias que reciben de violaciones a los derechos humanos cometidos durante la dictadura están o no amparadas por esa norma, votada por el Parlamento en 1986 y ratificada por la ciudadanía en un plebiscito en 1989.

Entre los argumentos que plantea la SCJ, se señala que “las normas atacadas excluyeron de la órbita del Poder Judicial el juzgamiento de conductas con apariencia delictiva, lo cual transgredió el principio de separación de poderes y afectó muy seriamente las garantías que el ordenamiento constitucional puso en manos de aquel”.

Los cinco integrantes de la SCJ modificaron un fallo anterior del máximo organo judicial de 1988, cuando había declarado la constituionalidad de la Ley de Caducidad en un fallo dividido de tres votos contra dos.

La sentencia sienta un precedente para que otros casos de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura presenten recursos de inconstitucionalidad de la ley, pero no obliga al Parlamento a modificar la ley, ni paraliza ni anula los otros casos.