Un terremoto de mediana intensidad en el sur de Chile causó daños pero no víctimas

Un sismo de 6,9 grados en la escala de Richter sacudió el domingo al centro y sur de Chile sin que se reportaran víctimas ni se declarara alerta de tsunami pero ocasionando escenas de pánico y cortes parciales de luz y de telefonía.

Casi un año después del trágico terremoto, ocurrido en febrero de 2010, otro sismo de mediana intensidad (según el gobierno chileno, fue de 6,9 grados) desató el pánico, pero no provocó víctimas. Esta vez, el epicentro fue en tierra, cerca de Temuco.

La Oficina Nacional de Emergencia chilena (Onemi) calificó al sismo como de “mediana intensidad”, aunque según el Instituto Geofísico de Estados Unidos el movimiento, que ocurrió a las 17.20 local, tuvo una magnitud de 7,2 grados.

Tras el terremoto, que afectó a las regiones Bío-Bío, Maule y O’Higgins, en el sur del país, el presidente chileno, Sebastián Piñera, pidió calma a la población.