Un referente de la Comunidad LGBTIQ+, contra el Mundial Qatar 2022: "Prefiero no ir antes de terminar asesinado"

Un referente de la Comunidad LGBTIQ+, contra el Mundial Qatar 2022: "Prefiero no ir antes de terminar asesinado"

El activista LGTBIQ+ y comunicador en la Defensoría LGBTIQ+ ,Diego Tedeschi Loisa, analizó la postura homofóbica que planteó Qatar en vísperas del Mundial 2022 repudió los dichos del embajadory pidió que el astro argentino Lionel Messi utilice la cinta de capitán con los colores de la bandera del orgullo para concientizar.

Tedeschi es escritor y fue pionero de la convocatoria para “Fútbol gay” en junio de 1997, proyecto que derivó al año siguiente -23 de febrero de 1998- en la Asociación Civil DAG (Deportistas Argentinos Gays).

Además de ser uno de sus fundadores, fue el primer presidente hasta fines del mismo año y tuvo una segunda experiencia entre 2008 y 2011.

Con un recorrido destacado dentro de la comunidad, con la que llegó a lograr avances importantes tanto a nivel nacional como internacional, el protagonista también tuvo su faceta como jugador de fútbol: en 1998 integró la Selección argentina de fútbol gay, en la que disputó los Gay Games de Ámsterdam (Países Bajos) y en 2007 tuvo en segundo paso por el equipo que fue rebautizado como “Los Dogos”. Con el mismo jugó el Mundial Gay de Fútbol en Buenos Aires y finalizó quinto -de forma invicta- con el plantel B, al tiempo que el conjunto A se coronó campeón.

Tedeschi plantó bandera ante la postura “patriarcal, machista y dominante” de Qatar, país anfitrión de la Copa del Mundo que comienza el próximo 20 de noviembre, y remarcó que la FIFA falló en la elección.

fototedeschi.jpeg

LEE: Argentina goleó a Emiratos Árabes y llega afilada al Mundial Qatar 2022

¿Qué opinión tiene sobre la postura de Qatar de oficializar que la homosexualidad es algo ilegal?

 En mi opinión es algo retrogrado, que no va en sintonía con la evolución del mundo. Creo que es censurar las libertades de ser, de lo que cada uno quiere ser. Todo está amparado entre comillas y no comillas, por reglas y textos que fueron escritos por hombres que no solo atacan a la homosexualidad, sino también a la minoría o a las mujeres, como pasó este último tiempo en medio oriente y ellas de rebelaron.

Sin dudas, lo de las mujeres fue de gran impacto, aunque aún existen países que mantienen las leyes para reprimirlas.

Eso fue titular en todo el mundo porque no es algo habitual y es inspirador. Países como Qatar se manejan de forma patriarcal, machista y dominante. Me parece una locura que todavía nos sigan persiguiendo y atentando contra lo que uno quiere ser.

Usted hace hincapié en que los siguen persiguiendo y, justamente, el país anfitrión advirtió que cualquier manifestación de manera pública será penalizada.

No solo es penalizada sino que también es criminalizada y no solo en Qatar, sino en varios países. Es más, tenía una idea de que había una condena para quienes lo hicieran de siete años, pero si es de Qatar la pena es hasta la muerte o perpetua.

El país asiático optó por una postura contradictoria, ya que invitó a la comunidad LGTBI+ a dar el presente en la Copa del Mundo, pero a su vez prohibió que puedan manejarse con libertad, ¿Cómo considera esto?.

Están criminalizando. Es el punto esencial para mantener los valores que defienden, con una posición histórica de dominio, patriarcado y machismo.

¿Qué acción tendría que haber tomado la FIFA?

Tendrían que haber evitado hacerlo allí. En un evento mundial, donde se invita a países, turistas y se mueven millones, que prohíban determinadas cuestiones como mostrar una bandera, besarse o ir de la mano entre personas de una misma identidad de orientación sexual, es algo que estamos en contra y luchamos para cambiarlo.

Me recuerda al caso del futbolista de la Selección de Australia Joshua Cavallo, quien confesó ser homosexual pero aseguró no estar presente por temor a que le pase algo. Es muy difícil lograr este tipo de cambios.

Lamentablemente por más que haya países y deportistas que se manifestaron públicamente, no hay posturas determinantes, ni de la FIFA que hace recomendaciones de no exhibirse y no mostrarse. Además, ¿para que voy a ir a un Mundial donde tengo que esconderme?

Vuelvo a insistir, la FIFA dejó una imagen o planteó una postura poco convincente, ¿No cree?

Que la FIFA lo recomiende como un instructivo es paupérrimo. Tendría que haber actuado distinto y no organizar un Mundial en un país así, pero los intereses de los países árabes son altísimos y el fútbol se maneja por dinero. Lo mismo en AFA, no conozco ninguna marcha ni manifestación, no sé qué hará la selección con respecto a esto, sería fantástico que salgan con un símbolo o que el capitán salga con la cinta con los colores de la bandera. Sería transformador.

Su función como activista en la Argentina es clave, pero si viviera en Qatar, ¿podría actuar de la misma manera o toleraría vivir bajo estas circunstancias?

Me hace acordar a mi infancia, que era un país atravesado por la dictadura y no podías manifestarte. Salvando las distancias, en mi adolescencia, en los primeros años de militancia en los 80 y 90 con democracia, seguían activando las fuerzas policiales para perseguirnos, en especial a las compañeras trans. Uno de los cargos era por estar vestido diferente a tu sexo, eso lo utilizaban para detenerte. Salían a comprar y te decían “no sé si vuelvo”, en la caminata eran detenidas. Todo eso que fuimos transformando, la policía hacia racias en los boliches LGTBIQ+, algo que viví y lo padecí, pero con la la militancia, primero individual y después grupal fueron cambiando las realidades. Llevar esto a un país como Qatar no es tan sencillo. Si viviera allí como me preguntas, no la toleraría, pero no podría manifestarme porque me encierran y me matan.

¿Cree que nunca se podrá realizar un cambio como sucedió en Argentina?

Tiene que ser universal el cambio, con las Naciones Unidas y los derechos humanos trabajando en conjunto. También desde el fútbol tendría que intervenir la FIFA, no haciendo la competencia en lugares así. La AFA tendría que hacer una intervención, pero lo económico manda y es difícil. Cualquier idea que pueda tener yo o un compañero, llevaría muchos años en Qatar, y esto debería empezar a hacerlo la gente que vive allí, pero es muy difícil, como lo fue acá en los 70, la gente se callaba, se vendía o era secuestrada.

 Coincidimos en que defender los ideales traen consecuencias, pero ¿Cómo se podría desarrollar un proyecto o plan de cambios?

Defender los ideales siempre tiene consecuencias, pero no hay que ser un kamikaze porque te terminan matando, y cuando sucede eso, podés ser un héroe o nadie, por eso, tenés que ir haciendo las transformación poco a poco. Por ejemplo: las primeras leyes que tuvimos en el país, en 2010 y 2012 sobre el matrimonio igualitario e identidad de genero, fueron el resultado de una gran comunidad que se fue agrupando desde el 84, o sea, pasaron 26 años para que haya transformaciones de una igualdad real y hay varios proyectos presentados para cambiar, pero seguimos esperando. Antes me decías el tema del jugador Cavallo que no iría a un Mundial e insisto que yo tampoco estaría donde te pueden discriminar, encerrar y no me puedo manifestar, me tengo que cuidar, no es así nomas. Terminas muerto, silenciado.

 Desde Qatar aconsejaron respetar la cultura del país, ¿Cuál es su opinión al respecto?

Me parece bien respetar la cultura de Qatar, como uno respeta la cultura de donde va. En el diálogo podes generar diferentes cosas que pueden enriquecer la cultura, pero una cosa es respetarla y otra es decir vengo a este lugar que tengo chances de que me encierren si digo algo. Que Qatar se quede con su cultura felices o infelices, pero yo me quedo lejos porque no me interesa. Pero porque ellos no respeten nuestra cultura, no voy a dejar de respetarlos a ellos.

El embajador del Mundial, Khalid Salman, aseguró que “la homosexualidad es un daño mental”, ¿Qué me puede decir de esas declaraciones?

Las declaraciones del embajador son violentas. Primero la homosexualidad fue retirada de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace casi mas de 30 años como una enfermedad. Hablar de daño mental es otro caballito de batalla como tuvo la iglesia católica y evangélica que nos dijeron de todo, que Buenos Aires pensaba de una manera y el resto del país de otra. Auspiciaron una campaña federal y les salió el tiro por la culata porque se manifestaron en cada rincón del país. Por eso, de esa lucha estamos acostumbrados hace tiempo, a mí no me afecta que lo diga, porque lo hace bajo sus reglas de patriarcal y machista. Debe haber un montón de reglamentaciones que le deben impedir a la gente, pero no toman trascendencia. Bajo sus reglas, que se quede él con su daño cerebral. Él maneja poder pero tiene cerebro de mosquito como muchos militares que hicieron desastre en nuestro país.

Tedeschi respiró hondo y recordó que Salman remarcó que “cuando los niños ven gays, aprenderán algo que no es bueno” y contraatacó: “Los niños cuando vean a dos personas gays, no van a ver algo que no es bueno, sino a dos personas que se aman. El contexto no es bueno, pero es algo que pasa en nuestro país, con personas que fueron violentadas o expulsadas por darse un beso o un abrazo ‘porque hay niños'”.

“Yo soy gay visible hace años, he estado vinculado a niños y niñas, tengo sobrinos y sobrinas que me dio la vida y los de sangre que se criaron conmigo, y me acompañan en mis eventos porque soy escritor, siempre han aceptado mis vínculos, lo hablamos, aceptan a mi novio, Heber, todo eso para ellos no es algo malo, porque no hay nadie que les diga que es malo”, sostuvo el entrevistado que colaboró en equipos de fútbol gay como Boomerang, Lobos Argentina y Defensores de Buenos Aires, el cual compite en distintos torneos nacionales y cuenta con disciplinas como vóley y handball.

254624668_1304556666660999_6691201873466972168_n.jpg

 “Sus padres o vínculos, han ido propiciando que puedan entender que todos somos iguales y desde ahí, todo es mas fácil. Desde el punto de vista de él es malo, porque tiene poder de maldad y odio”, sostuvo.

LEE:Estados Unidos cambió los colores de su escudo para el Mundial de Qatar 2022 en solidaridad con la comunidad LGBTIQ+Hago hincapié en esto de la “maldad y odio”, ¿está al tanto que Salman fue acusado de violar los Derechos Humanos y de anular los derechos de las mujeres, entre tantas cosas?

Sabemos que estas personas para tener estos puestos y sostener estas doctrinas tienen opresión sobre el pueblo. No permiten sentir y ser lo que quieren ser. Esta persona violó derechos humanos, maltrató no solo a trabajadores extranjeros sino que también a todo lo que esté debajo de él. Las mujeres deben ser carne de cañón constantemente.

La FIFA en los últimos días autorizó finalmente el ingreso de la bandera del orgullo y, ante la consulta, Tedeschi volvió a cargar contra el ente regulador, del cual aseguró que “quiere quedar bien con todo el mundo y no garantiza nada”.

“Hay que ver quién se va animar. Yo voy a la cancha y pongo la bandera, después quién me garantiza que cuando salga, lo haré tranquilo. Porque FIFA autoriza, pero no quita que me hagan una causa, me persigan o me hagan un trabajo de inteligencia y me terminen metiendo preso”, remarcó.

En el mismo sentido, agregó: “No creo que la gente se anime. Esto tienen que hacerlo los jugadores y árbitros, que haya mujeres árbitro es fantástico. La FIFA quiere quedar bien con todo el mundo, pero ellos tenían que decir no se juega un mundial en un país discriminatorio”.

“Mira lo que hicieron con Rusia, que son dos cosas distintas, pero también accionaron o quisieron hacerlo contra un país que los apoyó y no iba poder jugar. Para algunas cosas sí intervienen y toman cartas en el asunto, pero para otras no”, insistió.

“El fútbol es maravilloso hasta que llegás arriba, después es todo negocio. El amor por la camiseta no existe, pocos jugadores sienten ese fervor. El jugador se calla y avanza, por eso no hay jugadores que se visibilicen gays. Fíjate, en Argentina no existe ninguno. Incluso en las Eliminatorias de 1995, para el Mundial de Francia 98, hicimos una campaña y Daniel Passarella dijo que no tendría homosexuales en el equipo y tampoco jugadores con pelo largo o aritos”, arremetió.

Sobre estos dichos de Passarella, ¿Cómo reaccionaron ustedes como comunidad?.

Hicimos una campaña con el grupo Nexo, que editábamos la Revista NX Periodismo Gay para todos, y la Agrupación Gays por los Derechos Civiles que lideraban  Carlos Jáuregui, Marcelo Ferreyra, mientras que yo acompañaba en la militancia contra sus dichos. Es más, eso fue lo que inspiró que yo en 1997 pusiera un cartel para convocar chicos gays que se animarán a jugar al fútbol. Eso fue una rueda que hoy gira maravillosamente, ya que en la actualidad tiene equipos que son inspirados por lo que sucedió en ese momento.

Es muy notorio el crecimiento que lograron, en la actualidad las ramas se extendieron de forma internacional.

Primero llegaron tenistas en Deportistas Argentinos Gay, y ahora está lleno de equipos en Ciudad de Buenos Aires, en la Provincia y en todo el país. Además, pasó fronteras y llegó a países como México, Chile y Uruguay, los cuales siempre sostienen que se inspiraron por lo hecho en Argentina.

¿Se podría decir que Passarella con sus declaraciones motivó todo este presente que atraviesan?.

Creo que esa respuesta a Passarella fue la semillita que formó las cosas. La cantidad de gente que llamó por sus dichos no te das una idea. Llamaban jugadores y ex jugadores para contar cosas del fútbol, nos vinculamos con Fabián Madorrán (ex árbitro que se quitó la vida el 30 de julio de 2004), que contó que era gay, pero tenía una amiga que se hacia pasar como su mujer para poder dirigir en Primera División porque lo investigaban. Todas esas locuras que hacen en nuestro fútbol lleva a que a los jugadores les cueste mucho visibilizarse. Estaría buenísimo que alguien de renombre lo diga, no me refiero a que sean homosexuales, sino a tocar el tema, habría una explosión si jugadores como Messi, Di María, Riquelme o Sorín dijerán algo. Sé de jugadores que se suicidaron por este motivo.

Por último, Tedeschi rememoró sus vivencias en competencias internacionales y las comparó con la Copa del Mundo, mientras que aseguró que un “Mundial une”, aunque esta no sea la ocasión.

Cuando hablamos de un Mundial, se hace la referencia que es el mundo reunido en un solo evento, sin importar culturas y elecciones, ¿Usted lo considera de la misma forma?

El Mundial une, y yo te puedo asegurar que unen. Tuve la oportunidad de jugar los Gay Games en el 98 Ámsterdam, el Sudamericano en Uruguay 2008, Mundial de Argentina 2007, competencias en Estados Unidos, siempre todo de gays, con el equipo de Los Dogos. Han viajado compañeros de México, Alemania y Chile, todas esos eventos fueron fiestas del deportes inclusivo, fueron maravillosas. En Ámsterdam, la mayoría que fue no era visibles, apenas en algunos medios cuando explotó que había una selección gay.

¿Cómo fue esa experiencia cuando irrumpieron en los medios y cómo lo manejaron?

Nos fue a cubrir (Marcelo) Tinelli, nos nombró Mirtha (Legrand), fuimos de Susana (Giménez), pero solo cuatro dábamos las caras, el resto tenía miedo de perder el trabajo o ser expulsados de sus hogares, algo que en la actualidad sigue pasando. Viajamos de una manera y volvimos de otra, todos sintieron ese orgullo de visibilizarse, solo dos chicos eran heterosexuales porque siempre defendimos la inclusión.

Al ser una Selección gay y usted hace mención de ser inclusivo, ¿Cómo manejaron el tema de que los heterosexuales formaran parte del equipo?.

Lo hicimos con un cupo. Teníamos solo dos para que jueguen, ya que para el heterosexual está lleno de lugares, pero los lugares LGTBIQ+ son para quienes no están cómodos en otros lados. Sentíamos que estaba bueno incluirlos, pero nunca pensamos que para competir teníamos que tener chicos heterosexuales.

Tedeschi se emocionó con las experiencias  internacionales, de las cuales destacó a las personas que se animaron a su convocatoria y agregó que está convencido de que “habrá varios jugadores homosexuales, pero jugarán de forma invisible por no poder manifestarse”.

“La FIFA no tendría que organizar estos espectáculos en lugares donde hay violencia y odio hacia determinados sectores de la población”, finalizó.