Trabajo dictó la conciliación obligatoria para el conflicto con la UOM

El Ministerio de Trabajo extendió la conciliación obligatoria por cinco días. La Unión Obrera Metalúrgica, por su parte, acató la medida. Mañana se realizará una audiencia entre el sector empresario y la UOM para negociar uan salida al conflicto.

“Después de casi 45 días de discusiones, no hemos podido llegar a un acuerdo”, sostuvo Juan Belén, subsecretario de la UOM, y explicó la fuente del conficto: “Nosotros no pedimos nada del otro mundo: 15 por ciento retroactivo a abril, 7 por ciento en agosto y la incorporación a los básicos de los 300 pesos no remunerativos que se abonaron en enero, febrero y marzo”.

También explicó que el paro “no es contra el Gobierno”, al cual, asegura, apoyan. De todos modos, la cartera de trabajo, a cargo de Carlos Tomada, dispuso que los metalúrgicos debían “dejar sin efecto las medidas de acción directa” e intimó a las empresas a “abstenerse de tomar represalias de ningún tipo con el personal representado por la organización gremial”.