Sigue el bombardeo de la coalición sobre Libia. Derriban un edificio del palacio de Khadafi, que prosigue con los ataques en varias ciudades

La coalición de Estados Unidos, Reino Unido y Francia continuó ayer domingo sus bombardeos sobre las fuerzas del líder libio Muammar Khadafi. El blanco elegido fue la capital del país, Trípoli, mientras que el coronel decretó el alto al fuego ante la “la muerte de civiles”.

Al respecto, un misil británico impactó contra un edificio del complejo presidencial donde reside Gadafi, que según Londres era un “centro de control” desde el que el coronel dirigía los movimientos de sus tropas. Asimismo, las tropas de la coalición también han continuado con los ataques en Bengasi, último reducto de los rebeldes.

En tanto, las fuerzas de Khadafi ya han retrocedido hasta Ajdabiya ante los ataques aéreos de los aviones franceses. Además, producto de estos bombardeos varias decenas de vehículos y blindados quedaron ayer calcinados en la carretera que une a Ajdabiya con Bengasi.