Ricardo Forster: “Hay un peligro de que en el 2023 una derecha horrible tenga chances de ganar”

En el marco de la presentación de su título en la Feria del Libro, la cual tendrá lugar este lunes a las 20:30 horas en la sala Tulio Halperín Donghi, el intelectual argentino habló en detalle sobre este trabajo escrito que hizo a lo largo de 30 años.

“En la pandemia hice algunas cosas. Entre ellas, recorrer lo que había hecho a lo largo de más de treinta años escrito”, confesó el autor en el programa ‘Detrás de lo que vemos’.

“Cuando pongo a los judíos, es algo muy amplio, abarcativo. Porque va desde capítulos y ensayos sobre Walter Benjamín, Kafka, Buber, Marx y Spinoza, hasta la cuestión del conflicto Israel-Palestina, Auschwitz, cuestiones vinculadas a la filosofía y a la mística, a la cábala”, adelantó sobre su obra.

Leé también: Feria del Libro 2022: cuáles son las actividades del martes 3 al domingo 8 de mayo

Y explicó: “Es un recorrido muy amplio, dividido en partes. (…) Va por el mundo y sus aledaños, porque lo judío impregna de una manera muy intensa, compleja y también trágica. En la memoria judía hay una búsqueda de que el pasado no sea una pieza de museo (…). Ser ‘el elegido’ implica un dolor enorme, es una condena”.

Respecto a la situación social, política y económica actual de la Argentina, contó que cree que no hay un pensamiento estratégico en el debate público que está teniendo el Frente de Todos. “Ojalá lo hubiera, con todo lo que estamos viviendo”, agregó.

“Yo más bien veo que, lo que hay es una disputa que no es simplemente un debate. Hay desencuentros, hay posiciones -aparentemente- muy duramente enfrentadas. La intervención de Cristina colocando la pelea en situación de debate fue muy inteligente. Lo saca de la pelea, de la suciedad callejera (…), y lo coloca en el interior de cierto ámbito que se trata de argumentar”, continuó.

Además, expresó que “el debate es bueno cuando las partes hablan y participan en el mismo espacio político. (…) Si no se logra construir un acuerdo de refundación de unidad, en términos de lo que hoy exige urgentemente el país de cara al 2023, creo que las cosas se van a poner muy pesadas, difíciles y nadie sale ganando, todos salen perdiendo”.

Respecto al futuro del país, proyectó que “hay un peligro de que en el 2023 una derecha horrible tenga chances muy fuerte de ganar una elección. Entonces, frente a eso creo que debería funcionar un reflejo de unidad que ponga como principal antagonista a esa derecha y no haga de un aliado interno su antagonista”.

Leé también: Alberto Fernández tras las críticas de Cristina Kirchner: “Nunca me hice el distraído frente a la pobreza, la desigualdad ni la falta de trabajo”