Polémica por una foto de las hijas de Zapatero

Por unas imágenes de las hijas adolescentes del presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, se armó un escándalo con ribetes internacionales. Fue por la intención frustrada del propio Rodríguez Zapatero de evitar que se publiquen en la prensa fotografías de sus dos hijas adolescentes: La gestión había sido hecha en Nueva York, donde se tomó una imagen que hoy fue portada de dos diarios españoles.

La foto, que salió en los diarios españoles El Mundo y ABC, muestra a Zapatero, su esposa, sus dos hijas -con las caras pixeladas-, junto al presidente estadounidense, Barack Obama, y a su mujer, Michelle.

Fue publicada en la sección “Flickr” de la página web del Departamento de Estado, aunque posteriormente fue retirada, según los medios españoles.

El diario El Mundo explica que “según informaron fuentes cercanas a la administración Obama”, la retirada de las fotos se produjo “por petición de La Moncloa”, es decir, la sede de la presidencia del gobierno español.

Según El Mundo y El País, el ejecutivo de Zapatero también pidió a la agencia de noticias española Efe que no distribuyera una imagen tomada por su fotógrafo el jueves de las hijas de Zapatero cuando éstas escuchaban el discurso que pronunciaba su padre en la Asamblea General de la ONU. La agencia niega que recibiera una llamada de Moncloa y alega que decidió no publicarlas porque Zapatero y su esposa han solicitado en varias ocasiones que no se difundan fotos de sus hijas.

“Ni ha habido autocensura ni llamada”, “no hemos recibido ninguna llamada de Moncloa”, declaró a la Agencia de noticias AFP la directora de Comunicación de la Agencia Efe, Ana Vaca de Osma. El consejo de redacción de la agencia “opinó que no se debían publicar estas fotos teniendo en cuenta que los padres de las niñas han expresado en varias ocasiones que quieren preservar su intimidad”, explicó.

Hasta ahora no se habían publicado imágenes de las hijas de Zapatero. En el verano de 2004, la revista española Diez Minutos publicó fotografías de las hijas de Zapatero, que entonces tenían 8 y 10 años.

El presidente del gobierno pidió entonces a los medios que no difundieran imágenes de sus hijas, en un comunicado en el que él y su esposa expresaron “su firme determinación de hacer valer los derechos que amparan la protección a la intimidad, el honor y la propia imagen de las menores”.