Modifican las condiciones para el otorgamiento de la licencia de conducir en CABA

28. agosto 2019 | Por | Categoria: La ciudad, Últimas Noticias

La Secretaría de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires renovará a partir del jueves el examen práctico para obtener la licencia de conducir, que incluirá “nuevas postas de desempeño con mayor nivel de complejidad” y “herramientas tecnológicas que transparentarán el proceso”, informó el organismo.

A la renovación de la instancia teórica, que se había realizado el pasado 1º de julio para incluir contenidos “más exigentes basados en estándares mundiales”, se suma entonces la parte práctica, detallaron.

“El otorgamiento de la licencia de conducir es una de las instancias más importantes en la formación vial de una persona”, destacó Juan José Méndez, secretario de Transporte de la Ciudad.

El funcionario agregó que “ya son evidentes los resultados sobre las modificaciones en el examen teórico”, y que “las exigencias en la parte práctica permitirán que el aspirante no sólo demuestre que está en condiciones de manejar, sino que además cuenta con los conocimientos y la capacidad de respuesta necesarios para convivir responsablemente con peatones, ciclistas y otros conductores”.

En la Ciudad de Buenos Aires se emiten alrededor de 450.000 licencias por año, de las que un 87,7% son renovaciones y un 12,3% otorgamientos.

Así, quienes deseen obtener por primera vez la licencia en la Ciudad deberán desde mañana aprobar un examen psicofísico, uno teórico y una instancia práctica, que sumará a las cuatro postas anteriores (estacionamiento, cambio de marcha y cruce de vía, marcha atrás y zig zag con conos) otras dos que elevarán la exigencia: retención de embrague en subida y control de vehículo en bajada y rotonda.

Asimismo, Transporte detalló que el examen práctico “puede ser evaluado por un único instructor en el asiento del acompañante o seis distintos, repartidos en cada prueba”.

Pero, además, para “transparentar el proceso”, instalarán dos cámaras en el auto de cada aspirante que rinda el examen: una dentro del vehículo y otra fuera, para evaluar el desempeño en cada prueba.

En los exámenes de moto, en tanto, se colocará una pechera con cámara al aspirante para evitar la pérdida de equilibrio.

En cada prueba se podrán cometer faltas como “golpear la valla, estacionar a mayor distancia de lo reglamentado, inconvenientes para realizar la marcha atrás y dificultad para estacionar a 90 grados”, y cada instructor contará con una tablet donde evaluará las instancias.

“Cuando el alumno pierda los primeros cuatro puntos, resultará reprobado. En ese caso, tendrá tres intentos más para repetir el examen práctico, el primero a partir de los cinco días hábiles”, explicaron.

En tanto, el nuevo examen teórico incluye conceptos sobre bicisendas, ciclovías, bicicletas y su interacción con los conductores y demás actores de tránsito, agregaron.

“La nueva prueba consta de 30 preguntas que fueron modificadas en base a estándares mundiales y validadas por las distintas organizaciones e instituciones relacionadas con la seguridad vial de la Ciudad”, detallaron.­

Una vez que el aspirante recibe su registro obtiene la condición de `principiante’, que se mantiene durante seis meses y prohíbe la circulación en vías donde la velocidad máxima supere los 70 kilómetros por hora.­

Además, durante los dos años de vigencia de la primera licencia, el conductor “no podrá superar los cero grados de nivel de alcohol en sangre cuando conduzca en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires”, completaron.­

Comentarios cerrados