Más tensión en Honduras: el gobierno de facto clausura una radio opositora

Continúa complicándose la difícil situación política y social en Honduras, con el presidente derrocado Manuel Zelaya refugiado en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa. Ahora el gobierno de facto de Honduras acaba de clausurar la radio Globo de Tegucigalpa, uno de los últimos medios opositores al régimen que funcionaban en el país, tras un decreto que restringe las libertades públicas dado a conocer en la noche del domingo.

Para cumplir la medida, una veintena de policías antimotines y militares tomaron el edificio en que se encuentra alojada la radio. Luego, sacaron la señal del aire, sin que encontraran resistencia.

De acuerdo con el reporte de agencias internacionales de noticias, luego del ingreso, los policías comenzaron a retirar materiales y equipos del edificio de la emisora, ubicado en el céntrico Boulevard Morazán.

Radio Globo ya había sido cerrada por el régimen los primeros dos días tras el golpe de Estado que depuso al presidente constitucional Manuel Zelaya, el pasado 28 de junio. El canal de televisión 36, que también mantenía una línea de oposición al gobierno, se encuentra rodeado por militares y la señal está fuera del aire, aunque no está confirmado si las instalaciones fueron allanadas.

Ayer por la noche, el gobierno de facto oficializó un decreto que restringe la libertades públicas con el propósito de contrarrestar las actividades del movimiento que busca el retorno de Zelaya a la Presidencia. Zelaya regresó hace ocho días al país en forma secreta y se refugió en la Embajada de Brasil, que permanece sitiada por centenares de soldados y policías.