Sorpresa y críticas por la decisión de Macri de pedir su propio juicio político

Todos califican a la movida como “una jugada arriesgada”. Y la gran mayoría señala que lo hizo porque le sobran los votos para que la iniciativa quede rápidamente sepultada en el olvido. El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, levantó polvareda al pedir la apertura del juicio político en su contra en la Legislatura de la Ciudad, para investigar el caso de las escuchas ilegales. Desde la oposición, varias voces salieron a criticar fuertemente la medida.

Macri tomó esta determinación un día después de que su bancada bloqueara la conformación de una comisión investigadora parlamentaria junto a otras iniciativas de la oposición, que incluían precisamente un pedido de juicio político. ¿Voltereta en el aire? Así parece.

Según se indicó, el anuncio fue hecho después de haberse reunido con sus principales colaboradores durante varias horas en la sede del Gobierno porteño, donde hubo distintas estrategias sobre la mesa. Públicamente, Macri dijo: “Lo que da mayor transparencia es que los legisladores del PRO pidan abrir el juicio político por los delitos que se me acusan. Creo que es el mejor camino que establece la Constitución para el esclarecimiento”.