Macri creará un impuesto a la compraventa de autos usados

La estrategia está definida: un nuevo gravamen a la compra-venta de autos usados y un aumento del impuesto al sello a la actividad bancaria son las propuestas del gobierno de Mauricio Macri para mejorar la recaudación el año próximo. Los cálculos prevén incrementos para desarrollo social y seguridad, menos inversión en viviendas y no incluyen un aumento en los salarios de los más de 100.000 empleados que dependen del Estado porteño.

El  proyecto de presupuesto 2010, que prevé gastos por 17.457 millones de pesos (unos $ 700 millones más que el año actual). Si bien en la actualidad se cobra el 3 por ciento de Ingresos Brutos a las transacciones de autos, es muy alta la evasión, indicaron fuentes de la ciudad.

Así es que el Poder Ejecutivo porteño propone eliminar el tributo existente y crear un impuesto al sello del 1,5%, que será un requisito obligatorio para completar la transacción. De esa manera se evitaría la evasión y se recaudarían unos $ 20 millones, según las estimaciones oficiales.