Los alumnos y docentes del Pellegrini esperan a que se convoque una mesa de diálogo

Representantes de docentes, no docentes y alumnos del colegio Carlos Pellegrini se encuentran a la espera de la conformación de una mesa de diálogo que se prevé convocará el Rectorado de la UBA para hoy, mientras en el establecimiento aún no se reanudaron las clases normalmente.

“Se debe a que los docentes de UTE-Ctera continuamos en asamblea permanente sin dictado de clases hasta que no se garantice la defensa de la institucionalidad del colegio”, dijo  Marcelo Creta, delegado de la entidad gremial en el Pellegrini.

Creta dijo que los docentes votaron ayer en asamblea “rechazar el golpe institucional que validó la UBA, pidiendo la renuncia de (Jorge) Fornasari”, quien dimitió la semana pasada a su cargo de rector, y aseguró que irán a la mesa de diálogo para “evitar una intervención de la UBA, y para que se llame a elecciones”.

“Reclamamos que continúen al frente del colegio los actuales vicerrectores hasta que se elijan las nuevas autoridades, por vía del consejo resolutivo, como establece el reglamento general de escuelas, sin ningún tipo de modificación”, señaló Creta.

Por su parte, los trabajadores nucleados en la Asociación Gremial Docente (AGD), que son los que participaron de la toma en el establecimiento desde poco después del inicio de clases, también esperan la convocatoria de esa mesa de diálogo para mañana.

“Esperamos que convoquen a una mesa de diálogo” para nombrar nuevas autoridades, afirmó el dirigente de la AGD, Julio Bulacio.

El representante de esos docentes sostuvo que “fue para llegar al diálogo que se suspendieron el viernes las medidas de fuerza” y dijo que el colegio “está sin autoridades porque al renunciar el rector (Jorge Fornasari) todo su equipo queda afuera”.

Este grupo busca que “en el marco de esa mesa se designe una autoridad por lo menos por 15 días para

Por su parte, Federico Fernández, delegado del Centro de Estudiantes, dijo que “no tiene inconvenientes en que se reanuden normalmente las clases”.

“Lo que queremos dejar en claro en la mesa de diálogo es nuestra intención de validar las clases dictadas durante la medida de fuerza. No tenemos problema en recuperar las clases que se perdieron”.