La policía ecuatoriana abortó un ataque con dron explosivo en una cárcel

Techo de la prisión La Roca tras el estallido controlado / Foto. Captura TV

La policía de Ecuador realizó este martes una detonación controlada de un dron cargado de explosivos que aterrizó en el enorme complejo penitenciario La Roca, de la ciudad portuaria de Guayaquil, uno de los más grandes del país.

Un video difundido por el Ministerio de Interior muestra el momento en el que agentes especializados hicieron explotar a distancia el aparato, que había aterrizado en el tejado de esa cárcel de máxima seguridad y que llevaba adherido un contenedor negro en la parte central. Tras el estallido, el techo del penal quedó semidestruido.

Durante el proceso, los presos de la cárcel La Roca fueron «trasladados» para salvaguardarlos, explicó el ministro Juan Zapata.

El dron había sido detectado la noche del lunes, según las primeras fotografías difundidas por el gobierno, informaron el diario digital ecuatoriano Primicias y la agencia de noticias AFP.

Ecuador atraviesa una seria crisis penitenciaria por la superpoblación de las cárceles y las frecuentes peleas internas entre bandas criminales, que ya dejaron más de 430 muertos desde febrero de 2021.

Ese mismo año, el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI), que administra los penales, ya había reportado otro ataque con drones en el mismo complejo de Guayaquil.

Ecuador atraviesa una seria crisis penitenciaria por la superpoblacin de las crceles Foto AFP
Ecuador atraviesa una seria crisis penitenciaria por la superpoblación de las cárceles / Foto: AFP

La Roca es el lugar de alojamiento de varios de los mayores criminales del país y, por ejemplo, de los seis colombianos a los que se investiga por el asesinato del entonces candidato presidencial Fernando Villavicencio en plena campaña electoral, el mes pasado.

De ese penal acaba de ser sacado Adolfo Macías, alias Fito, jefe de Los Choneros, uno de los mayores grupos del crimen local y a quien Villavicencio había denunciado por amenazas.

Por orden judicial, Fito fue llevado a una cárcel regional también de Guayaquil después de haber sido ingresado a La Roca el mes pasado, una decisión que el Gobierno cuestionó.

De 43 años, Macías controla una organización que, según centros de investigación independientes, tiene cerca de 8.000 hombres y alianzas con carteles mexicanos y colombianos.