La interna oficialista se coló en la agenda europea: "No hablan, pero encuentran maneras de enviarse mensajes"

En las últimas horas del presidente Alberto Fernández en la ciudad española de Madrid, la interna del Frente de Todos se coló en la agenda europea luego de que el jefe de Estado afirmó que la vicepresidenta Cristina Kirchner tiene “una mirada parcial”, que “desatiende” que la Argentina vivió una pandemia.

LEER MÁS: Fernández en Madrid: “La de Cristina es una mirada parcial, que desatiende que vivimos una pandemia”

“Cristina tiene una mirada parcial, absolutamente económica, que desatiende todo lo que nos tocó pasar en el medio”, señaló el jefe de Estado en declaraciones al diario español El País, lo que inevitablemente terminó tomando gran notoriedad en su primera escala de la gira por el Viejo continente.

En ese marco, una alta fuente del Gobierno buscó minimizar lo dicho por el Presidente, al aclarar a Noticias Argentinas que se trató de una declaración que va en sintonía con las diferencias que quedaron expuestas en los últimos días, las cuales fueron puntualizadas por varios ministros del Gabinete nacional.

“No hablan por teléfono, pero encuentran maneras de enviarse mensajes”, ironizó un dirigente de la comitiva presidencial, que aclaró que desde el núcleo duro del albertismo salieron a responder a las críticas del kirchnerismo porque las declaraciones de los últimos días habían sido “demasiado”.

En ese sentido, la misma fuente graficó: “Primero fueron las críticas del Cuervo Larroque, después la propia Cristina desde Chaco. Fue un poco demasiado, una acumulación de golpes”.

LEER MÁS. “Es falso”, la respuesta del Gobierno ante los rumores de sondeos para reemplazar a Guzmán

No obstante, en la comitiva oficial que lo acompaña al Presidente en su gira por el Viejo Continente afirman que las diferencias entre Alberto Fernández y la vicepresidenta no implicarán el riesgo de una eventual posibilidad de que se frenen leyes en el Senado.

“La verdadera oposición que nos traba leyes es el macrismo”, dijeron allegados al Presidente. Es decir, que la agenda legislativa de la Casa Rosada seguirá en pie como hasta ahora. 

Pese a lo declarado en España, el jefe de Estado buscará desde la ciudad alemana de Berlín emprender su segunda etapa de la gira, que comienza este miércoles, lejos de los temas vinculados a la interna del Frente de Todos y focalizarse en la guerra en Rusia e “instalar a la Argentina como proveedor seguro y estable de alimentos y energía”.

De esta manera, Alberto Fernández se reunirá este miércoles con canciller alemán Olaf Scholz, a quien conoció durante la cumbre del G20 que se celebró a fines del pasado mes de octubre en la ciudad italiana de Roma, en la que el alemán concurrió junto con la ex canciller Ángela Merkel.

LEER MÁS: Inflación, FMI y la guerra en Ucrania: los temas de la reunión de Alberto Fernández con Pedro Sánchez en Madrid