La Corte Suprema despenalizó la tenencia personal de drogas

El fallo emitido tuvo un pronunciamiento “unánime” de los integrantes del máximo tribunal, aunque con varios limites. En el documento se afirmó que hay que “proteger la libertad personal” e instó a todos los poderes a garantizar “políticas de estado contra el tráfico ilícito de estupefacientes”.

El tribunal dejó acentado que de ahora en más no se podrá castigar a “una personal mayor de edad por tener y consumir marihuana si no pone en peligro a terceros”, porque será un acto “inconstitucional”.

“Exhortar a todos los poderes públicos a asegurar una política de estado contra el tráfico ilícito de estupefacientes y a adoptar medidas de salud preventivas, con información y educación disuasiva del consumo, enfocada sobre todo en los grupos más vulnerables, especialmente los menores, a fin de dar adecuado cumplimiento a los tratados internacionales de derechos humanos suscriptos por el país”, se afirma en el fallo.

Sin embargo, se marcaron limites como: “no se legitimó el consumo con ostentación hacia terceros, o aquel con intención de comercializar”; “no se consagra un permiso legal para consumir indiscriminadamente”; y tampoco dejaron entrever cual es su posición acerca de la conveniencia de la sanción penal del consumo de drogas o de la despenalización.

De esta forma, el tribunal se pronunció sobre la causa denominada “Arriola” en la que cinco jóvenes fueron condenados por encontrarse en sus bolsillos entre uno y tres cigarrillos de marihuana.

Fayt, antes que se diera a conocer la resolución, dijo: “La droga exige un combate frontal de parte de todos los poderes y la Justicia hará lo que corresponda”.

Además, había advertido que el fallo sería  “limitado” con respecto al consumo de ciertas drogas y que “será unánime en algunos puntos y en otros habrá diferencias”.

Por eso su colega, el juez Eugenio Zaffaroni, aclaró: “El paco requiere una solución urgente, hay que cortar radicalmente el tráfico de ese tóxico. Esto implica agilizar el trámite de la internación compulsiva, es lo básico que se necesita en este momento”.

Sostuvo que “erradicar el tráfico de paco es más sencillo que con otras drogas”, porque “no hay mafias internacionales ni cárteles, sino una pequeña mafia barrial”.

Al hablar de las críticas de la Iglesia sobre el fallo, Zaffaroni respondió: “Cada uno puede opinar lo que quiera, ya que vivimos en democracia”.

“Todo el mundo critica las sentencias, pero sin leerlas. ¿Alguien leyó la sentencia de Cromañón?”, dijo.

El magistrado instó al oficialismo y a la oposición, sobre todo, a trabajar sobre este tema y señaló que “no es momento de hacer política de avestruz, escondiendo la cabeza ante el grave problema de los tóxicos”.

También reiteró que el actual Código Penal “no puede resolver todo, salvo reprimir el tráfico. Ese camino no soluciona nada y quedó confirmado”.Corte suprema