La Argentina le restituyó al Estado italiano una colección de  monedas del Imperio Romano recuperadas por la Aduana

La Argentina le restituyó al Estado italiano una colección de monedas del Imperio Romano recuperadas por la Aduana

Una colección de monedas utilizadas aproximadamente entre el siglo III A.C. y el siglo III D.C. en la República romana y la mitad occidental del Imperio romano fue recuperada por personal de Interpol Argentina y entregada a Italia.

El acto se llevó a cabo en la sede diplomática de ese país, donde estuvieron la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, la titular de AFIP, Florencia Misrahi, la directora general de Aduana, Rosana Lodovico, y el embajador de Italia en la Argentina, Fabrizio Lucentini.

La recuperación de las monedas surgió a partir de un control de la Aduana en el aeropuerto internacional de Ezeiza, en una investigación que incluyó a Interpol y al Comando Carabinieri 
italiano.

La entrega de las 451 piezas numismáticas se llevó a cabo este miércoles en la Embajada de Italia, con presencia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; la administradora federal de 
Ingresos Públicos, Florencia Misrahi; la directora general de Aduanas, Rosana Lodovico, y el embajador de Italia, Fabrizio Lucentini.

Se trata de una colección de monedas utilizadas aproximadamente entre el siglo III A.C. y el siglo III D.C. en la República romana y la mitad occidental del Imperio romano. 

Entre las mismas se destacan tres piezas que corresponden al período Imperial (31A.C – 476 D.C).

La primera de estas monedas fue acuñada en el año 141 D.C. y representa a la emperatriz Faustina -esposa de Antonino Pío y madre de Marco Aurelio- y fue realizada luego de su fallecimiento. 

La segunda fue realizada en el año 175 D.C. e ilustra al emperador Marco Aurelio con una corona laureada y vestimenta militar. 

La tercera moneda, finalmente, lleva la imagen del emperador Alejandro Severo y data de los años 230-235 D.C.

Misrahi afirmó: “Quiero destacar que el trabajo conjunto -tanto intergubernamental, como entre las distintas áreas de este gobierno- hace que las cosas se resuelvan en forma productiva. 
Muchas gracias a todos los que participaron”.

La investigación contó con la participación de la Policía Federal Argentina por medio de Interpol y el Comando Carabinieri-Tutela Patrimonio Culturale de Italia.

Todo comenzó cuando un control de equipaje en el Aeropuerto de Ezeiza detectó que un ciudadano italiano pretendía ingresar al país una exorbitante colección de monedas antiguas sin declarar. 

El pasajero carecía de la documentación que acreditara la legal exportación de las piezas desde el país de origen y ante la sospecha de que se pudiera estar ante una operación de tráfico ilícito de bienes culturales protegidos, la Aduana resolvió incautar las monedas.

A su vez, el intercambio de información con el Comando Carabinieri-Tutela Patrimonio Culturale, estableció que el hombre involucrado se dedicaba al saqueo de bienes culturales en el sur de Italia. 

Incluso, se le inició una causa penal en el país europeo, que arrojó como resultado el hallazgo de una cantidad aún mayor de piezas protegidas y documentación.

Además, un informe pericial del Ministerio de Cultura Italiano, realizado por el director de la Oficina de Arqueología en Roma, Fiorenzo Catalli, constató que las monedas incautadas eran 
genuinas, de una belleza rara vez encontrada, de calidad museística, y que provenían de la zona de Sicilia. 

El informe concluyó que los bienes culturales indudablemente pertenecían al Estado Italiano.

En ese marco, en la Argentina el ciudadano italiano fue condenado en un sumario aduanero que ordenó la devolución de 451 piezas numismáticas pertenecientes al Acervo Histórico Cultural 
Italiano.

Cumplido el acto de restitución de las monedas, en el marco de la Convención de la UNESCO ratificada por Italia y la Argentina, la colección será exhibida en el Ministerio de Cultura Italiano.