Mubarak dijo por TV que no abandonará el poder. Decepción de los manifestantes y de EE.UU.

Después de que ayer jueves circularan varios rumores acerca de su renuncia, el presidente de Egipto, Hosni Mubarak, comunicó que no dejará su cargo a pesar de las protestas. Miles de manifestantes se encontraban en la Plaza Tahrir y aguardaban recibir la noticia que reclaman desde hace tres semanas pero el mandatario manifestó que incluso tampoco abandonará el país.

La noticia además de causar decepción en los manifestantes también lo hizo en los Estados Unidos donde aguardaban por la renuncia de Mubarak. Incluso el presidente Barack Obama había elogiado la tenacidad de los egipcios en estas protestas históricas.

En tanto, en su mensaje Mubarak informó que ha trasladado algunas de las funciones ejecutivas a su vicepresidente Omar Suleiman a quien calificó como un héroe. Asimismo, dijo que permanecerá en su cargo hasta septiembre cuando se realicen elecciones libres y trasparentes, así como ratificó que no se presentará para una nueva reelección.