El Senado sancionó la nueva Ley de Salud Mental, que prohíbe la creación de nuevos manicomios y promueve lugares alternativos de atención

Lo aprobaron por unanimidad los 47 senadores que se encontraban en el recinto a la hora de la votación. La nueva ley modifica los requisitos de internación psiquiátrica.

El Senado aprobó ayer jueves la nueva ley de salud mental, la cual prohíbe la creación de nuevos manicomios, a la vez que ofrece una serie de garantías para las personas que padecen enfermedades mentales. La iniciativa la aprobaron por unanimidad los 47 senadores presentes en el recinto.

Como principal medida, la nueva ley sostiene que el proceso de curación del enfermo mental debe realizarse, preferentemente, fuera del ámbito de internación hospitalaria, por lo que promueve lugares alternativos de contención. Por este motivo, en el artículo 14 se menciona que la internación es un recurso de carácter restrictivo que solo puede aplicarse cuando brinde mayores beneficios terapéuticos que el resto de las intervenciones.

En tanto, la nueva ley también reconoce el derecho que tienen todas las personas con problemas mentales a recibir atención médica integral y humanitaria, así como conocer y preservar su identidad, y a ser informado de todos los procedimientos a los que será sometido.